Alagba, la tortuga más vieja de África, fallece a los 344 años en un palacio de Nigeria

Alagba fungió como anfitrión de varios reyes que visitaban la ciudad de Ogbomoso, donde los pobladores apreciaban a la tortuga.

La Republica
Alagba pesaba unos 100 kilos. Foto: Referencial
Mundo LR

Alagba, quizás la tortuga más famosa del mundo, falleció a los 344 años en el palacio del rey Oba Jimh Oyewinmi, monarca de la ciudad de Ogbomoso, Nigeria. Y así pereció la más longeva de esta especie en el continente africano.

En las últimas horas del jueves murió tras sufrir una "breve enfermedad", informó el secretario privado del soberano, Toyin Ajamu.

PUEDES VER: Encuentran muerta una tortuga bebé con 104 piezas de plástico dentro de sus intestinos

La tortuga vivió durante siglos en el palacio de Ogbomoso (suroeste) y era tan popular que “fue anfitrión de muchos monarcas en el pasado”, especialmente del África, indicó Ajamu citado por medios locales.

Era tal la adoración que tenían por él, que el rey dispuso dos de sus empleados para su atención, alimentación y salud.

Además miles de turistas visitaban a este animal de diferentes partes del mundo, por lo cual el secretario privado del rey Oba Jimh Oyewinmi consideró que el sector turístico también “está de luto por la muerte de Alagba”.

Ahora el monarca evalúa la posibilidad, junto a sus asesores, de mantener el recuerdo del popular reptil entre los pobladores y los extranjeros que acuden a la localidad, al mantener su cuerpo.

El plan sería embalsamarlo para preservar su cuerpo intacto, tal como vivió por más de tres centurias.

Esta especie se caracteriza por una gran longevidad, de ahí que haya podido vivir por tanto tiempo.

En idioma yoruba —hablado en Benín, Togo y en Nigeria— Alagba significa “el anciano”. Al momento de perder la vida pesaba 100 kilos.