ALERTA - Este miércoles llega un lote de 50.000 dosis de vacunas de Pfizer al Perú, anuncia Sagasti

Despierta de una 'borrachera’ sin sus genitales y acusa a su amigo de comérselos

Mundo LR

larepublica_pe

06 Oct 2019 | 16:53 h
La Republica
El hombre presentó hemorragia debido a las heridas graves que le causaron al mutilarlo. Foto: referencial

El amigo lo había amenazado varias veces con circundarlo; sin embargo, pensó que se trataba de una broma. Los informes indican que fue víctima de un “horrible ataque caníbal”.

Un hombre de 51 años fue víctima de un violento ataque luego de que le arrancaran los genitales en una noche de fiesta. El hecho sucedió en Kenia y el sujeto cree que fue su amigo el que lo mutiló.

De acuerdo al informe recogido por Daily Mail, Moses Wanyoike había sido ‘amenazado’ reiteradas veces por su amigo, quien quería circuncidarlo. No obstante, él creyó que era parte de una broma y no le tomó importancia.

PUEDES VER: Paciente con esclerosis degenerativa vuelve a hablar y a correr gracias a novedoso tratamiento

Varios testigos señalaron que buscaron la parte faltante de sus genitales para que pueda ser reconstruido. Si embargo, no encontraron nada, por lo que suponen que el atacante se lo comió.

“Esperamos poder encontrar lo que quedara y llevarlo al hospital a tiempo para que se pudiera coser, pero no sucedió así”, expresó uno de los amigos cercanos de Wanyoike.

Se dio cuenta al día siguiente

Las autoridades informaron que la víctima no fue consciente del daño que le habían causado sino hasta la mañana siguiente de la fiesta. Wanyoike declaró que despertó con resaca y se dirigió a orinar al baño.

Fue entonces cuando se percató de que le faltaban los genitales. La terrible ‘sorpresa’ lo hizo gritar y comenzó a sentir los dolores debido a las heridas y a la hemorragia que estaba sufriendo.

PUEDES VER: Gato salva a anciano de una serpiente venenosa

Los vecinos lo oyeron alarmarse y fueron por ayuda. El representante de la asamblea local del condado, Jame Karanja, recibió la alerta de que un hombre “había sido mordido”.

“Estaba sangrando muchísimo y le habían arrancado los pantalones por detrás”, contó.

Investigan el caso

La víctima y sus amigos habían estado bebiendo por seis horas en un bar y luego se dirigieron a la casa de Gerald Mbugua. Durante el trayecto, Wanyoike asegura que el hombre le decía que quería circuncidarlo. Sin embargo, no creyó que fuera en serio, ya que estaban ebrios.

Por esta afirmación, los investigadores creen que Mbugua pudo haber cumplido su amenaza bajo los efectos de algún estupefaciente. El caso sigue abierto y han detenido al sospechoso mientras se aclaran los hechos.