De Hitler a Michael Jackson, los inusuales aspirantes al Nobel de la Paz

Adolf Hitler y Michael Jackson, personajes inolvidables.
Adolf Hitler y Michael Jackson, personajes inolvidables.

Un repaso por algunos personajes inolvidables que desfilaron como candidatos al galardón, y que no lo consiguieron.

Publicidad

Desmesurados, previsibles y hasta aberrantes han sido, en casi 120 años de existencia de los Nobel de la Paz, los candidatos que han buscado el premio. Entre el largo rosario de aspirantes figuran nombres impensables como Michael Jackson o Adolf Hitler, quien hace ocho décadas fue propuesto y presentado como ‘El príncipe de paz en la tierra”.

Era enero de 1939 cuando Erik Brandt, socialdemócrata sueco, le planteó al Comité Nobel de Noruega escribir el nombre del ‘Führer’ entre los candidatos al Nobel de la Paz, aún cuando la Alemania nazi terminaba de anexar Austria e irrumpir en regiones de Checoslovaquia, también llamadas Sudetes.

PUEDES VER: ¡Atento al Guasón! Amenazan desde la Argentina con un tiroteo durante el estreno del filme en Estados Unidos

La acción sembró el escándalo en el país europeo, donde muchos no captaron la sorna. Erik Brandt detalló que buscaba protestar contra el nombramiento de Neville Chamberlain, primer ministro británico, artesano de los acuerdos de Múnich por los cuales los alemanes recibieron cedida a Checoslovaquia.

Al final se retiró la proposición, pero Adolf Hitler todavía figura en el registro de candidatos al Nobel de la Paz. Asle Sveen, reconocido historiador, dijo que esta historia “muestra lo peligroso que puede ser usar la ironía en un clima político acalorado”.

Lazy loaded component

Mussolini y Stalin

El Comité Nobel noruego admite las propuestas en su totalidad, pues las únicas condiciones son que las candidaturas se envíen antes del 31 de enero, y que sean dirigidas desde una de las miles de personas con facultad para hacerlo: parlamentarios, ministros de todos los países, exlaureados, algunos profesores de universidad y miembros actuales o pasados del Comité Nobel.

Sin ninguna cuota de sarcasmo, en 1935 -algunos meses antes que su país invadiera Etiopía- académicos alemanes y franceses sugirieron a Benito Mussolini. Lo mismo sucedió con Iósif Stalin, quien fue uno de los victoriosos en la Segunda Guerra Mundial. El dictador soviético fue candidato en 1945 y 1948.

“Ni Hitler ni Stalin ni Mussolini han sido considerados seriamente para el premio Nobel de la Paz”, dijo el historiador Geir Lundestad, exsecretario del comité. “Lo que más me sorprende es que muchos dictadores de todo el mundo se han abstenido de ser nominados”, precisa Olav Njolstad, importante secretario del comité para el Nobel de la Paz.

En los últimos 20 años la cifra de candidatos al Nobel de la Paz se ha rebalsado, tanto así que ha superado los 300 aspirantes por año. La temática es simple: la nominación de aspirantes se mantiene en secreto durante casi 50 años, pero quien lanza a un postulante puede develar su propuesta, como fue el caso de Michael Jackson en 1998.

“Los parlamentarios rumanos que propusieron a Michael Jackson juzgaron esta designación bastante seria, pero tampoco fue estudiada por el comité”, sentenció el historiador Geir Lundestad.

Lazy loaded component