Hombre de 36 años con autismo. Foto: difusión.
Hombre de 36 años con autismo. Foto: difusión.

Justicia británica otorgó derecho a tener relaciones sexuales a hombre con autismo

En el juicio, un psicólogo presentó un informe en el que señaló que J.B no estaba en condiciones de entender que no podía intimar con otras personas.

La República
03 Oct 2019 | 15:24 h

El Tribunal de Protección de los Juzgados Centrales de Familia de Londres entendió que las personas con autismo no se le debe prohibir su deseo de tener relaciones sexuales. Es por ello que la justicia británica le otorgó el derecho de tener sexo a un hombre de 36 años, cuya identidad se protegió bajo las siglas J.B.

En el dictamen, en Londres, un psicólogo presentó un informe en el que aseguraba que J.B. era un riesgo “moderado” de acoso sexual a las mujeres y que no estaba en condiciones de entender por qué era necesario una relación sexual y sentimental con una fémina

PUEDES VER Niño transexual de diez años será el primero en cambiar su identidad legal en Colombia

Por lo que la juez responsable del caso de J.B. entendió que era un acto de discriminación: “la imposición de una carga concreta que un individuo con plenas capacidades no tiene por qué soportar”.

Roberts las razones del hombre, “quien ha dejado muy claro que desea desesperadamente encontrar una novia con la que pueda mantener una relación, se muestra ansioso por tener una pareja sexual y cree que las actuales restricciones suponen una intromisión injusta e ilegal en sus derechos básicos a la privacidad y la vida familiar”.

Una de las abogadas a favor de J.B, Victoria Butler, explicó al diario The Guardian, que “existe una interesante tensión en estos casos, ya una persona nunca había sido sometida ante el criterio de un Tribunal Supremo, con el caso de J.B, que puede “que se le considere plenamente capaz, y a la vez las posibilidades de que acabe siendo procesado penalmente por intentar tener sexo sin consentimiento sean del 100%".

Cabe destacar que la juez en Londres dijo que se le consideró el derecho básico a poder mantener relaciones sexuales.

“Es una expresión básica de nuestra condición humana y de nuestra existencia como seres sexuales. Es parte esencial de nuestro ADN como seres humanos reproductivos”.

Video Recomendado