El creador de los perros labradoodle lamenta haber hecho “un monstruo”

01 Oct 2019 | 9:35 h
Labrador doodle. Foto: difusión.
Labrador doodle. Foto: difusión.

Más de 30 años después de cruzar un labrador y un poddle para crear una de las razas más cotizadas del mundo, Wally Conron asegura que muchos de estos animales están “locos” y que no sabe “por qué la gente los cría hoy”.

La raza labradoodle resulta del cruce de labrador retriever y el poodle. Estos perros han ganado bastante popularidad entre los amantes de los caninos, sobre todo en las personas alérgicas al pelaje de las mascotas. Sin embargo, Wally Conron, su creador, se arrepiente de haber traído esta raza al mundo y siente que ha creado “un monstruo Frankenstein”.

Hace mucho tiempo, una mujer ciega de Hawai (EE. UU.) le envió una carta a Conron donde decía que su esposo era alérgico a los perros. Esto le inspiró a buscar una raza “con la capacidad de trabajo del labrador y el pelaje del poodle”, le cuenta a ABC News.

PUEDES VER Pitbull muere luchando contra una serpiente venenosa para salvar la vida de dos niños [FOTOS]

Fue así que, a finales de la década 1980, creó con éxito al primer labradoodle.

Pero lo que empezó como parte de una noble causa, se convirtió en un negocio lucrativo en todo el mundo.

“La gente está criándolos solo por dinero… los criadores sin escrúpulos cruzan poodles con perros inapropiados simplemente para poder decir que fueron los primeros en hacerlo”, lamenta Conron.

El creador de esta raza señala que esta situación ha generado que muchos de los ejemplares tengan problemas congénitos.

Hay criadores que venden a todos los labradoodles como hipoalergénicos, sin hacerles pruebas. Foto: Martha Watton.

PUEDES VER Zozo, el perro que visita todos los días la tumba de su dueño fallecido

“Yo creo que la gran mayoría o están locos o tienen un problema hereditario”, sostiene. “No tengo ni idea de por qué la gente los sigue criando hoy día”.

Asimismo, considera que las consecuencias de su creación son difíciles de revertir. “Abrí la caja de Pandora, liberé a un Frankenstein”.

La perspectiva de Conron es compartida por Stanley Coren, neuropsicólogo de la Universidad de British Columbia en Vancouver (Canadá) y autor del libro La fabulosa inteligencia de los perros (1994).

“Hay muchos problemas que la gente no parece entender sobre los labradoodles”, señala Stanley Coren. “El principal es que esta raza fue creada porque Conron buscaba un tipo de perro de trabajo al que no se le cayera el pelo y que, por lo tanto, fuera hipoalergénico", le dijo a la BBC.

PUEDES VER Científicos confirman mediante experimentos que simios nos ‘leen la mente’ [VIDEO]

Coren revela que solo son seguros para personas alérgicas entre un tercio y la mitad de cada camada del cruce de poodles con labradores.

“Por ejemplo, muchos labradoodles heredan la enfermedad de Addison de su padre poodle porque los criadores de esos perros no se molestan en comprobar si la enfermedad está en el linaje de los perros que cruzan”

Según la NIH, la enfermedad de Addison -también conocida como insuficiencia suprarrenal- es un trastorno que ocurre cuando las glándulas suprarrenales no producen suficientes hormonas.

Coren sostiene que muchos criadores de labradoodles los venden “con la idea implícita de que todos ellos son válidos para personas alérgicas”, sin hacerles pruebas.

El presidente de la Asociación de Comportamiento Canino y Felino de Gran Bretaña, Colin C. Tennant, se refirió a los problemas que podrían afectar a esta raza.

Hay opiniones encontradas sobre la raza labradoodle. Foto: Universal Images Group.

PUEDES VER Activista califica de ‘sectas’ a grupos animalistas desde que se juntaron con feministas [FOTOS]

“Cuando Conron cruzó las dos razas, ambas tenían problemas médicos hereditarios: oculares, de oído, de cadera... al igual que muchos otros perros de pedigri”, indicó a la BBC.

Para Trini Contreras, que cría labradoodles en el único criadero de España reconocido por la Asociación Europea de Lanbradoodle Australiano (ALAEU), esta raza no es tan mala como dice Conron.

“Que haya criadores poco éticos no quiere decir que no los haya que seleccionen bien y tengan labradoodles fantásticos sin ningún problema de salud, ni físico ni psicológico”, sostiene Trini en declaraciones al medio inglés.

En tanto, Mark Hayhurst, de la Asociación Británica de Labradoodle, resalta la bondades de la raza.

“Son perros geniales, despiertos e inteligentes que necesitan compañía, ejercicio y estimulación mental, pero a la vez son cariñosos, entrañables y muy adecuados para trabajar y vivir con humanos como mascotas o como perros de servicio”, explica a la misma agencia.