La causante de esta adicción sería la oxitocina, también conocida como la hormona del amor. Foto: Difusión.
La causante de esta adicción sería la oxitocina, también conocida como la hormona del amor. Foto: Difusión.

La adicción al sexo tiene una explicación y sería causada por una hormona

La Organización Mundial de la Salud estima que entre un 3 y 6% de la población sufre del trastorno hipersexual o adicción al sexo.

La República
29 Sep 2019 | 15:54 h

Sexo y amor tienen diferente significado, pero un estudio científico de Universidad de Uppsala, en Suecia, los ha unido para explicar el origen del trastorno hipersexual.

En junio del año pasado, la OMS ya había incluido en su lista a esta “enfermedad mental”, que afecta entre el 3 y 6% de la población.

PUEDES VER “Me alegraba que mi esposo tuviera amantes”: el dilema de ser asexual

En rigor, se caracteriza por “pensamientos obsesivos sobre el sexo, una compulsión a realizar actos sexuales, y una pérdida de control o hábitos sexuales que conllevan problemas o riesgos potenciales”.

Según el portal Scimex, que publicó un comunicado de prensa sobre la investigación, todo esto tiene una respuesta científica.

La causante de esta adicción sería la oxitocina, también conocida como la hormona del amor. Como se trata de un campo casi inexplorado, los resultados son toda una revelación.

“Nos propusimos investigar los mecanismos reguladores epigenéticos detrás del trastorno hipersexual para determinar si tiene algún sello distintivo con otras enfermedades”, comentó Adrian Boström, director del estudio junto a investigadores del Grupo de Andrología / Medicina Sexual (ANOVA), de Suecia.

Foto: Difusión.

“Hasta donde sabemos —añadió—, nuestro estudio es el primero en implicar mecanismos epigenéticos desregulados de la metilación del ADN, la actividad de microARN y la participación de la oxitocina en el cerebro”.

¿Cómo se realizó la investigación?

Los científicos midieron los patrones de metilación del ADN en la sangre de 60 personas con hipersexualidad, y los compararon con las muestras de otras 33 personas sanas.

También cotejaron sus hallazgos con muestras de 107 sujetos, 24 de los cuales eran alcohólicos. El grupo identificó dos regiones de ADN que fueron alteradas en pacientes con adicción al sexo.

PUEDES VER Sacerdote salesiano pagaba por sexo a joven venezolano: “Me llevó con engaños a limpiar la iglesia”

“Se interrumpió la función normal de la metilación del ADN y se descubrió que un microARN asociado, implicado en el silenciamiento génico, estaba subexpresado”, indica el comunicado.

Este microARN, identificado como el microARN-4456, se dirige a genes cuyos niveles son particularmente altos en el cerebro y que participan en la regulación de la oxitocina.

El estudio científico sugiere que, regulando esta hormona, muchos pacientes con hipersexualidad podrían ver una solución a sus problemas. Pero el terreno de la investigación apenas empieza.

“Se necesitará más investigación para investigar el papel del microARN-4456 y la oxitocina en el trastorno hipersexual, pero nuestros resultados sugieren que podría valer la pena examinar los beneficios de las drogas y la psicoterapia para reducir la actividad de la oxitocina”, apuntó el profesor sueco Jussi Jokinen.

Foto: Difusión.

PUEDES VER “Cumplí mi misión”: Arrolló hasta la muerte a 10 peatones porque tenían sexo y él era casto

¿Qué es y para qué sirve la oxitocina?

La oxitocina es la hormona responsable de que amemos, seamos fieles, compasivos, amables; y de que las mujeres puedan dar a luz y tener leche materna, entre otras sus funciones.

Se descubrió a principios del siglo pasado y se sintetizó artificialmente por primera vez en 1953.

¿De dónde se libera la oxitocina?

Se produce en el sistema nervioso central, concretamente en el hipotálamo. Desde allí se transfiere a la hipófisis, una glándula que está en nuestro cerebro, dónde se almacena y desde donde se secreta cuando se necesita.




Video Recomendado