El asteroide que generó la evolución de vida en la Tierra antes de los dinosaurios

20 Sep 2019 | 15:04 h
Los meteoritos hallados en la montaña de Kinnekulle revelan que un asteroide propició el las nuevas formas de vida en la Tierra. Imagen referencial.
Los meteoritos hallados en la montaña de Kinnekulle revelan que un asteroide propició el las nuevas formas de vida en la Tierra. Imagen referencial.

Hace 466 millones de años, cuando los únicos seres vivos eran organismos marinos invertebrados, sucedió un evento que lo cambió todo.

Hace 466 millones de años, la Tierra entró en una misteriosa era de hielo. Los científicos no descifraban qué había generado este cambio climático tan repentino que propició la aparición de nuevas formas de vida, que incluyen al hombre. Ahora saben que todo vino de un asteroide. Pero, ¿cómo es posible?

En aquella época, las temperaturas cayeron a tal punto de que las aguas se congelaron y la glaciación cubrió gran parte del planeta, lo que generó que el nivel del mar cayera. Por tanto, los animales invertebrados tuvieron que evolucionar para dejar el medio acuático y poder soportar las regiones más frías.

PUEDES VER Encuentran tesoros maya en una ciudad oculta de México

Los científicos estaban al tanto de este proceso, pero no daban con el desencadenante de aquel enfriamiento global. Sin embargo, mientras realizaban un estudio sobre rocas antiguas en la montaña de Kinnekulle (Suecia), un equipo de investigadores de la Universidad de Lund obtuvo una pista inquietante: fragmentos de asteroide (meteoritos) que se calentaron hace 470 millones de años. ¿Qué significaba?

Cuando se detecta que una roca se calentó en determinada época, quiere decir que sufrió una colisión. Con eso en mente, los investigadores siguieron encontrado meteoritos (hasta 130) durante las últimas dos décadas, y se percataron de que todos pertenecían al mismo origen, un asteroide de 150 kilómetros de diámetro que chocó con otro objeto entre las órbitas de Marte y Júpiter, una zona llena de estas rocas.

Representación de la colisión del asteroide con otro objeto rocoso (otro asteroide o un cometa). Imagen: Southwest Research Institute.

Después del impacto, los fragmentos del asteroide se habrían extendido a través del sistema solar como enormes cantidades de polvo, llegando a impedir que parte de la luz del Sol llegara hasta la Tierra. Esto habría generado el descenso de la temperatura.

“Durante 25 años, tuve el presentimiento de que esto debe haber tenido algún efecto en la Tierra, en la vida en particular”, dijo Birgen Schmitz, geólogo y coautor del estudio publicado en Science Advances. “Sentí que tenía que haber algún tipo de conexión”.

Este meteorito es un fragmento del asteroide que llegó a la Tierra hace 466 millones de años. Fue fotografiado junto a un nautiloide fosilizado, un molusco prehistórico. Foto: Field Museum.

PUEDES VER Encontraron el barco de James Cook, que dio la vuelta al mundo y descubrió un continente [FOTOS]

El helio y otras sustancias de origen extraterrestre que los científicos detectaron en los meteoritos de Kinnekulle, les permitió concluir que el viento solar (compuesto por estos gases) se habría combinado con el polvo en su viaje hacia nuestro planeta.

Poco después de que ese polvo de asteroide enriquecido llegó a la Tierra, comenzó un enfriamiento de aproximadamente 2 millones de años, una era de hielo que alumbró a la nueva biodiversidad en nuestro planeta, y que nos dice un poco más de nuestros posibles ancestros.