Puso a cargar su teléfono al lado de la ducha y murió electrocutada mientras se bañaba

18 Sep 2019 | 17:08 h
Evgenia Shulyatyeva, de 26 años, fue encontrada sin vida en el baño de su vivienda, ubicada en Kirovo-Chepetsk (Rusia). Foto: Difusión
Evgenia Shulyatyeva, de 26 años, fue encontrada sin vida en el baño de su vivienda, ubicada en Kirovo-Chepetsk (Rusia). Foto: Difusión

Evgenia Shulyatyeva, no se percató del riesgo al que se exponía, y perdió la vida de manera trágica. Autoridades de Rusia informaron que es el octavo caso en lo que va del año.

Un descuido garrafal. Evgenia Shulyatyeva, de 26 años, fue encontrada sin vida en el baño de su domicilio, ubicado en la comunidad de Kirovo-Chepetsk (Rusia). Según investigaciones, la mujer murió electrocutada luego de que su celular cayera al agua en el que se estaba duchando.

Vera, madre de la joven, informó a las autoridades que acudió al domicilio preocupada porque su hija no respondía el teléfono.

Evgenia Shulyatyeva, murió electrocutada luego de que su celular cayera a la ducha en la que se bañaba. Foto: Difusión

PUEDES VER OMS advierte de enfermedad que podría matar a 80 millones de personas en 36 horas

Los forenses que estudiaban el caso, señalaron que Evgenia perdió la vida al instante ya que su smartphone cayó al agua y estaba conectado a la corriente, aunque no tienen claro si se encontraba utilizándolo minutos antes de morir, por lo que continuarán analizando las pruebas.

Autoridades de Rusia investigan si el smartphone era utilizado a pesar de que la joven lo había enchufado y se encontraba en el agua. Foto: Difusión

“Si el teléfono no hubiera sido enchufado a 220 voltios, la tragedia no habría sucedido”, expresó Yury Agrafonov, jefe del departamento de radioelectrónica de la Universidad Estatal de Irkutsk – informa Clarín – quien alarmó sobre los peligros de usar celulares en el baño.

En lo que va del año, siete personas murieron en las mismas circunstancias que Evgenia. Autoridades de Rusia tomaron medidas para evitar más pérdidas, pero algunas personas no suelen tomar en serio las alertas.

PUEDES VER ‘Robots asesinos’ podrían causar guerras y atrocidades masivas, advierte extrabajadora de Google

La última víctima había sido Kseniya P, una niña de 12 años, cuyo fatídico final llegó cuando el celular de donde escuchaba música cayó a la tina en la que se estaba bañando.

Lazy loaded component

“Relajarse en el baño con su teléfono móvil enchufado es como jugar a la ruleta rusa”, finalizó el ingeniero electrónico Andrey Stanovsky ante la muerte de la joven, que ha causado un gran impacto en sus amigos y familiares.

Video Recomendado