Se burlaban diciéndole “ahora no, Stacy”, demandó a la empresa por sexismo y ganó juicio

Un día le dejaron un sombrero de bruja en su escritorio, desatando las risas de sus compañeros. Denunció a un reconocido banco de Londres por 5 millones de dólares.

Stacey Macken era víctima de numerosas bromas de sus compañeros. Foto: Difusión

La República
12 09 2019 | 20:48h

Una mujer ganó su batalla legal contra la discriminación sexual que recibía en el banco BNP Paribas de Reino Unido. La demanda la realizó por las recurrentes bromas que recibía y el poco pago a comparación de sus compañeros que realizaban labores similares.

Un día, Stacey Macken, detalla Bloomberg, notó que uno de sus colegas le dejó un sombrero de bruja en su escritorio, por lo que esto desató la risa de sus compañeros. Además, otro jefe, de nombre Denis Pihan, se burlaba de ella al responderle innumerables veces “ahora no, Stacey”, cuando intentaba dirigirse a él, por lo que sus compañeros replicaron la frase.

PUEDES VER Por primera vez en Perú, PJ sentencia con cárcel a acusado de acoso sexual

“Dejar un sombrero de bruja en el escritorio de una empleada, en un ambiente de trabajo predominantemente masculino, fue un acto inherentemente sexista”, detalló el juez James Tayler en el fallo, recoge Bloomberg.

De acuerdo a un informe de Bloomberg, Macken utilizó todos sus ahorros y pidió un préstamo para financiar el juicio, el cual duró tres años. La entidad denunciada es BNP Paribas, uno de los principales bancos de Londres, Reino Unido.

Según Metro News, la mujer fue contratada en el 2013 con un sueldo anual de 148 mil dólares, mientras que un colega que tenía las mismas funciones y que fue contratado para el mismo puesto, ganaba alrededor de 197.500 dólares al año.

PUEDES VER Gilda, la cantante que hizo historia en la cumbia y le hizo frente al machismo

La denunciante realizó todos los procedimientos internos en el banco BNP Paribas, pero al no ver resultados, tuvo que recurrir a los juzgados. Ante la entidad, presentó la querella por salarios desiguales, discriminación sexual y acoso. Además, exigió el pago de casi 5 millones de dólares como reparación civil.

Stacey Macken tiene 40 años y es originaria de Fulham, Reino Unido. “Quiero ver a BNP Paribas cambiar y mejorar como resultado de esto”, indicó a medios locales.

Video recomendado