Representación gráfico de un agujero negro. Marc Garlick / actualidad.rt
Representación gráfico de un agujero negro. Marc Garlick / actualidad.rt

Científicos descubren agujero negro que mantiene un ‘régimen alimenticio’ de 3 veces al día [FOTO]

La NASA y la Agencia Espacial Europea captaron rayos X de un agujero negro supermasivo que devora materia cada 9 horas.

La República
12 Sep 2019 | 16:45 h

Un agujero negro supermasivo, ubicado en el centro de una galaxia a 250 millones de años luz de la Tierra, parece tener una costumbre humana: comer 3 veces al día en horario regular.

La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) y la Agencia Espacial Europea (ESA) investigaron en conjunto las ráfagas electromagnéticas expulsadas por el centro de un cúmulo estelar llamado GSN 069, gracias al apoyo del Observatorio de Rayos X Chandra.

PUEDES VER ¿Es posible construir un agujero de gusano? Astrofísico tendría al fin la fórmula [VIDEOS]

“Este agujero negro tiene una dieta como nunca habíamos visto antes”, destacó Giovanni Miniutti, miembro del Centro de Astrobiología, pues datos previos de dos casos no detectaron explosiones tan inusuales como el estudio reciente: la deformidad del espacio tiempo consume, en promedio, la masa de cuatro lunas.

Los telescopios de rayos X en órbita detectaron explosiones regulares del agujero negro en el centro de la galaxia llamado GSN 069 - Chandra X Ray Observatory

El observatorio espacial de la ESA, XMM-Newton, detectó, inicialmente, dos destellos en las vísperas de navidad del año 2018. Más adelante, el 16 y 17 de enero de este año, los investigadores hallaron cinco ráfagas adicionales. Y eso no es todo: el 14 de febrero Chandra registró otras tres.

PUEDES VER Implantes cerebrales podrían dar poder para leer la mente, advierten científicos

Los estallidos en la oscuridad

Aquellas emisiones de rayos X del agujero negro supermasivo —así como el que tenemos en nuestra Vía Láctea— vuelven a la zona de influencia 20 veces más brillante, comparada al estado pasivo.

Margherita Giustini, coautora del estudio, también del Centro de Astrobiología de la ESA, especula que el origen de la señal podría deberse a la ruptura de estrellas tras ser consumidas.

PUEDES VER Descubren agua por primera vez en la atmósfera de un planeta potencialmente habitable

“Pero en cuanto a las ráfagas repetidas, esta es una historia completamente diferente cuyo origen necesita ser estudiado con más datos y nuevos modelos teóricos”, enfatizó después.

El tándem de análisis compuesto entre Chandra y XMM-Newton determinó que el gigante cósmico mide aproximadamente 400 000 veces más que nuestro Sol.

Los agujeros negros supermasivos se caracterizan por tener un diámetro millones de veces más grande que nuestro astro rey, por lo que esta región descubierta es más pequeña respecto a otras distorsiones del espacio-tiempo.

PUEDES VER NASA: investigaciones dan un nuevo giro a la búsqueda de la colonización espacial [VIDEO]

Sagitario A: el vecino más cercano

Al igual que en otras galaxias —según consenso astronómico—, la Vía Láctea, nuestro barrio cósmico, sostiene su eje de rotación en un colosal agujero llamado Sagitario A.

En 1974, se dieron los primeros esbozos de su existencia. Como suele suceder con las observaciones astronómicas, debido a los efectos directos de los cuerpos celestes a su alrededor—se desplazaban 1500 kilómetros por segundo—, los científicos lo catalogaron como agujero negro supermasivo.

Recien en 2012, se identificó la órbita elíptica de una estrella, como si cayese a algún lado. A consecuencia de la anomalía, se pudo calcular la masa de Sagitario A, que equivale a cuatro millones de soles parecidos al nuestro.

Video Recomendado