Lazy loaded image

Joven con VIH es humillado en apps de citas: “La gente dice que no debería tener sexo”

Aled Osborne es un joven que no tiene problemas en decir que tiene el virus del VIH. Sin embargo, esa sinceridad le juega en contra cuando usa aplicaciones de citas. Conoce su caso aquí.

La República
29 Ago 2019 | 15:15 h

Las aplicaciones para citas son frecuentes entre miles de jóvenes en el mundo, y uno de sus usuarios es un joven activista del Reino Unido llamado Aled Osborne, quien tiene el virus del VIH, algo que no oculta en estas apps. Pero eso le ha traído más de un problema

Él suele recibir miles de insultos por parte de desconocidos, quienes le cuestionan que esté en apps como Tinder, al punto de hacerle preguntas: “¿Te vas a morir?”, “¿por qué buscas sexo?”, ¿me puedo contagiar si me siento en un inodoro?, son algunas de las cosas que le escriben, según detalla a la BBC.

PUEDES VER Vacunas para inocular VIH a sudafricanos negros: el macabro plan de mercenarios racistas

"Una persona me preguntó cómo lo contraje (el virus) y luego quiso saber si esa persona (la que me contagió) era mayor. Cuando le pregunté por qué había de serlo, me respondió: 'Siempre me ha parecido que la gente joven es más saludable'. Y luego me preguntó si esa persona era blanca".

Sin embargo, gracias a la terapia antirretroviral, Aled es ahora “indetectable”, lo que quiere decir que su carga viral, la cantidad de VIH en la sangre, es cercana a cero (menos de 50 copias de VIH por mililitro). Es tan baja que ni siquiera puede medirse. Es decir, no puede transmitirle el virus a otra persona, aunque tenga relaciones sexuales con ella.

¿Qué es la terapia antirretroviral?

Es una combinación de medicamentos que debe tomarse diariamente para detener la replicación del VIH en el cuerpo. No puede curar el sida, pero puede reducir la cantidad de virus en la sangre hasta niveles indetectables.

PUEDES VER Picadura de mosquito le provocó paro cardiaco y la dejó en coma

La mayoría de las personas con VIH toman una píldora combinada una vez al día, pero otras pueden tomar hasta cuatro, según sus necesidades de salud específicas. Se recomienda a todos que comiencen el tratamiento inmediatamente después de ser diagnosticados.

Pese a no poder contagiar a otros, las preguntas incómodas persisten

“Una cosa que me da escalofríos y hace que ponga los ojos en blanco es cuando la gente te hace en una aplicación la siguiente pregunta: ¿Estás limpio?, pues la palabra directamente opuesta a limpio es sucio. ¿Entonces ahora me vas a decir que estoy sucio?”, sostiene Aled.

También asegura que recibe mensajes más agresivos, como, por ejemplo: “¿Qué estás haciendo aquí?”, “no deberías estar aquí”, “no deberías tener sexo” o “no deberías buscar una relación”. Todo esto lo hace sentir mal y discriminado por la sociedad.

PUEDES VER ¿Migrar o morir? La tragedia de los venezolanos que viven con VIH

Aled, quien se define en su perfil de Twitter como un activista en la lucha contra el VIH/Sida, dice que se ha curtido con los años."Suelo adelantarme a algunas de las preguntas que la gente me hace y me hice más fuerte para poder responderles todo el tiempo".

A quienes hacen esas preguntas, Aled les dejó un mensaje: “Simplemente recuerda que te estás comunicando con otra persona. Es otro ser humano que está recibiendo una información, no solo una foto en la pantalla de tu celular”."Pregúntate a ti mismo si le harías esa pregunta cara a cara". “Y si la respuesta es ‘no’, tal vez entonces tampoco deberías formularla a través de una aplicación”.

Dato:

En la actualidad,36,9 millones de personas viven con VIH en el mundo, según el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (Onusida).

Video Recomendado