Los niños de 7 y 11 años ahora están autorizados para ser vacunados. Foto: El Mundo.

Madre es llevada a juicio por no dejar que vacunen a sus hijos

El padre de los niños decidió demandar a su exposa debido a que no permitía que sus hijos sean vacunados. El juez falló a favor del progenitor.

La República
27 Ago 2019 | 17:27 h

Un hombre demandó a la madre de sus hijos por no querer que los niños sean vacunados según el calendario oficial de sanidad de España. Ambos progenitores habían decidido anteriormente que los menores no sean inmunizados; sin embargo, el año pasado el padre cambió de opinión.

Después de que el tribunal evaluara la situación, la Audiencia de Pontevedra sentenció a favor del sujeto y obligó a la madre que sus hijos, de 11 y 7 años respectivamente, sean vacunados.

PUEDES VER: Honduras: sistema de salud colapsa por la enfermedad del dengue

Según informó El País, la mujer se oponía tajantemente a esta acción debido a que considera que puede resultar perjudicial para sus hijos.

Sin embargo, pese a que la ley establece que vacunar a los niños no es obligatorio y es decisión de los progenitores, los magistrados llevaron a cabo el juicio contra la madre debido a que el padre se oponía a ella y se debía analizar “el interés superior del hijo”

Fue así que el tribunal tomó como referencia a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y alegó que “no solo no se ha acreditado desde el punto de vista médico que las vacunas causen perjuicio para la salud, sino que, por el contrario, la mayoría de los estudios científicos sobre la materia llevan a concluir que los beneficios de las vacunas son innegables tanto a nivel individual como poblacional”.

PUEDES VER: Alemania: niños en edad escolar estarán obligados a vacunarse contra el sarampión

En ese sentido, el fallo reafirmó la sugerencia de la OMS y dictaminó que el padre está ahora autorizado a vacunar a sus niños, pero con condiciones. “Ya que no puede quedar al arbitrario de uno de los progenitores decidir sobre la vacunación”, dice el informe.,

La condición es ceñirse a lo establecido por las autoridades sanitarias, en este caso, el Servicio Gallego de Salud.

Video Recomendado