Envían primer robot humanoide ruso al espacio

22 Ago 2019 | 6:12 h
Robot humanoide ruso deberá cumplir "tareas secretas". Foto: El País.
Robot humanoide ruso deberá cumplir "tareas secretas". Foto: El País.

Estados Unidos y Japón fueron los primeros países en lanzar androides fuera de la Tierra.

Fedor, es el nombre del primer robot humanoide que fue enviado al espacio. Rusia es quien está a cargo de la misión del androide, que llegará a la estación espacial internacional (ISS, por sus siglas en inglés).

El humanoide permanecerá 10 días, es decir hasta el 7 de septiembre.

PUEDES VER NASA: identifican 10 mil millones de planetas como la Tierra en nuestra galaxia

“¡Vamos! ¡Vamos!” fue la expresión del robot ruso al momento de despegar, recordando lo dicho por Yuri Gagarin durante su primer viaje especial en 1961.

El robot fue lanzado desde el cosmódromo ruso de Baikonur, ubicada en Kazajistán a las 06:38 horas (hora de Moscú).

Fedor lleva el número de identificación Skybot F850 a bordo de un cohete Soyouz. Tiene cuerpo antropomorfítico plateado, mide 1,80 metros y pesa 160 kilogramos. Además, el cohete utilizado para su lanzamiento está equipado con un nuevo sistema de control digital y motores de última generación.

El nombre Fedor significa Final Experimental Demostration Object Research.

Una de las principales habilidades del robot es imitar los movimientos de los humanos, por lo que podrá ayudar a los astronautas a realizar sus tareas.

Evgueni Dudorov, responsable de la empresa que creó a Fedor, señaló que la máquina también estará a cargo de unas cinco o seis tareas secretas.

El robot ruso tiene cuentas en redes sociales Instagram y Twitter, en las cuales, narra su vida diaria y sus proezas, como por ejemplo aprender a abrir una botella de agua.

Lazy loaded component
PUEDES VER Alistan el primer puerto espacial para viajes turísticos al espacio [FOTOS]

Estados Unidos y Japón también han enviado robots al espacio

En el año 2011, la NASA envió un robot llamado Robonaut 2, que fue desarrollado en cooperación con General Motors, con el objetivo de ponerlo a trabajar en un entorno de alto riesgo pero debido a problemas técnicos regresó a la Tierra en 2018.

Japón también envió al pequeño robot Kirobo, que era capaz de hablar pero solo en japonés.