Escondió cámara en el cabello de su hija autista y descubrió los maltratos de su maestra

Adri lloraba todos los días al bajar del autobús escolar. La niña tampoco quería salir de su casa. “Es evidente que no quería asistir a la escuela”, dijo la defensa.

La maestra y sus dos asistentes fueron arrestadas. Foto: captura de video.
La maestra y sus dos asistentes fueron arrestadas. Foto: captura de video.
La República
20 08 2019 | 21:13h

El hecho ocurrió en Estados Unidos, específicamente en Viriginia Occidente, cuando una madre ocultó una cámara en el cabello de su hija con autismo, tras sospechar que la niña de 6 años era maltratada por su maestra.

La cámara dentro del cabello de la niña grabó todo el acoso y maltrato que recibía la menor de edad y según el fiscal del estado en Estados Unidos dijo que la maestra y dos de sus asistentes fueron arrestadas.

PUEDES VER Niña de 6 años contrajo ETS tras ser violada por sus tíos

De acuerdo con un comunicado de prensa, la exmaestra Christina Lester y sus dos exasistentes June Yurish y Kristin Douty, fueron acusadas de un delito menor por no reportar los maltratos o negligencia.

El abogado de la familia, Ben Salango, dijo que la madre Amber Pack estaba preocupada porque la pequeña llegaba con moretones que parecían contusiones por fuerte apretones.

“Adri no hablaba, pero lloraba al subir al autobús y no quería salir de la casa; estaba claro que no quería asistir a la escuela”, dijo Salango a CNN.

Las maestras y ayudantes amenazaron a Adri y a otros niños a sacarle los dientes, pegarle en la cara y quitarle la comida.

“Estas detenciones envían un mensaje contundente: que el maltrato infantil no será tolerado y debe denunciarse”, dijo el fiscal general Patrick Morrisey en un comunicado. “Debemos continuar trabajando para garantizar que los niños vulnerables estén protegidos, especialmente en la escuela”.

En el mes de febrero las docentes fueron acusadas de abusar verbalmente a los estudiantes y amenazarlos con violencia física.

Sin embargo, la demanda fue presentada por segunda vez en el mes de mayo para incluir a la directora, Amber Boeckmann y la superintendente adjunta del condado, Margaret F. Kursey, alegando que “intentaron oscurecer activamente la evidencia con una investigación defectuosa”.

Video Recomendado