Viuda congela el esperma de su esposo horas después de que él se suicidara

Jermimah y Sebastian se casaron en 2015 y planeaban ser padres en un año. Tras la trágica noticia, ella ganó el derecho de recoger el esperma de su esposo y será mamá mediante la fecundación in vitro.

Jermimah Moylan planea usar el esperma de su esposo Sebastian para tener a su bebé. Foto: GoFundMe.
Jermimah Moylan planea usar el esperma de su esposo Sebastian para tener a su bebé. Foto: GoFundMe.
La República
20 08 2019 | 17:58h

Sebastian Moylan deseaba con arrobo conformar una familia con Jermimah, su esposa, ambos del Reino Unido. Habían celebrado su boda en 2015, tras conocer desde los 17 años, y planeaban abrazar la paternidad en 2020.

Para ello, Jermimah Moylan (27) había recurrido a la ayuda de especialistas, e incluso a la medicina alternativa; quería que su cuerpo estuviera listo.

PUEDES VER Abusó de la novia de su mejor amigo y lo liberan porque estaba dormido

Sin embargo, el miércoles de la semana pasada, 14 de agosto, Sebastian Moylan se quitó la vida. Su familia quedó en completo shock.

Esa misma noche, Jermimah, desconsolada, llegó hasta la Corte Suprema de Nueva Gales del Sur (Reino Unido) con un pedido quizás surrealista: quería ayuda legal para extraer el esperma de su cónyuge.

Jermimah Moylan planea usar el esperma de su esposo Sebastian para tener a su bebé. Foto: GoFundMe.

Aunque uno de los trabajadores la desalentó cuando le dijo que solo había habido un caso exitoso en siete años, Jermimah contactó a los mismos abogados especializados en el tema, quienes trabajaron su solicitud durante toda la madrugada.

Finalmente, tuvieron éxito: el tribunal le dio permiso para ‘cosechar’ el esperma.

"Habría sido el padre más increíble y su futura hija o hijo sabrán lo increíble que es y crecerá como si estuviera en la casa”, comentó la mujer al Daily Mail.

Aunque Jermimah sabe que ser madre soltera será difícil, la llena saber que cumplirá el sueño de su esposo.

Eso también contenta a su hermano, Drew, padrino de bodas, quien creó una página de GoFundMe para ayudar con los costos de la FIV.

PUEDES VER Adolescente se suicida tras descubrir que su ‘amor platónico’ estaba enamorada de otro

"Jermimah todavía quiere tener un hijo con su esposo y criar a este hijo en la casa que construyeron juntos”, se lee.

Drew describió a su cuñado como "la persona más amable y genuina" que había conocido.

Jermimah Moylan planea usar el esperma de su esposo Sebastian para tener a su bebé. Foto: GoFundMe.

“Solo desearía poder verte por última vez para que realmente supieras el amor que tengo por ti y que siempre seas un miembro amoroso de nuestra familia", ha escrito en Facebook.

Casos especiales

Extraer el esperma de una pareja muerta para tener un bebé es quizá un procedimiento raro, pero en muchos casos suele ser reconfortante.

Diane Blood fue la primera mujer del Reino Unido en tener hijos empleando este procedimiento. Tras un largo juicio, tuvo que viajar a Bélgica para someterse al procedimiento de FIV.

Stephen, su esposo, estaba en coma por meningitis bacteriana en 1995.

Murió días después, incapaz de hacer una autorización por escrito para el uso de su esperma, que la ley británica requería.

Sin embargo, Diane luchó por el derecho de llevar su esperma al extranjero para usarlo en una clínica de fertilidad en un país con diferentes reglas. Ganó el juicio en 1998.

Jermimah Moylan planea usar el esperma de su esposo Sebastian para tener a su bebé. Foto: GoFundMe.

En junio de este año, a una madre británica que vivía en Australia se le dio el mismo derecho para tener un segundo hijo.

Jennifer Gaffney, de 35 años, había planeado tener otro hijo con su esposo Daniel antes de que muriera repentinamente después de un ataque al corazón en 2018.

Leyes del Reino Unido

De acuerdo al Daily Mail, en Reino Unido hubo un total de diez solicitudes reportadas a fideicomisos hospitalarios para recuperar esperma de un paciente cercano a la muerte o tras su muerte.

Los pacientes con cáncer también almacenan regularmente sus espermatozoides antes del tratamiento, lo que puede dejarlos estériles.

La congelación de esperma más exitosa hasta la fecha es de 28 años, pero en Reino Unido solo se puede almacenar legalmente durante diez años.

Jermimah Moylan planea usar el esperma de su esposo Sebastian para tener a su bebé. Foto: GoFundMe.

Actualmente, el esperma se congela con nitrógeno líquido y se mantiene en un banco de esperma a menos 195 °C.

Con el avance de la ciencia, en el futuro las nuevas tecnologías podrían verlo liofilizado como el café instantáneo.

Solo desde 2003, los padres muertos cuyos bebés fueron concebidos con esperma congelado pueden ser nombrados en los certificados de nacimiento.

Video Recomendado