Descubre traición de su esposa y monta plan para secuestrar al amante

Reino Unido. "Sigue el auto por delante o te cortaré la garganta”, le ordenó el colérico esposo, quien actuó con un cómplice.

Esposo secuestra e intenta asesinar al amante de su esposa. (Fuente: difusión)

Esposo secuestra e intenta asesinar al amante de su esposa. (Fuente: difusión)

La República
19 08 2019 | 21:31h

Pudo terminar en una tragedia. Cuando el esposo descubrió que su mujer estaba manteniendo un segundo romance con otro sujeto en su propio trabajo, no lo pensó dos veces y decidió enrumbar en busca del hombre que le estaba quitando a la mujer de su vida. El caso se produjo en el barrio de Richmond Road de la ciudad de Six Bells (Reino Unido).

La pareja de esposos, Craig Dewar, de 34 años, y Zoe Dawer, de 32 años, no tuvo un final feliz. La mujer, quien creía que mantendría en permanente secreto su infidelidad con John Hawkins, un amigo de su oficina, jamás imaginó que finalmente Craig, el hombre a quien le juró amor eterno, se enteraría de la relación clandestina.

PUEDES VER: Dan de alta a niño por ‘picadura de insecto’ y muere a los cuatro días por otra enfermedad [FOTOS]

Craig Dewar, preso de la ira por el acto de su esposa, fue hasta la oficina de Hawkins montado en su Hyundai Tucson plateado para esperarlo afuera. Cuando la víctima salió en su vehículo, Dewar junto a un acompañante lo siguieron. En una avenida contigua, el esposo iracundo intercepta a Hawkins, quien no tuvo más opción que frenar.

Dewar descendió de su carro y se subió al de Hawkins, mientras que el cómplice manejaba el otro vehículo. "Sigue el auto por delante o te cortaré la garganta”, dijo el esposo mientras sostenía un alicate, según la declaración del amante.

“Este fue un momento de locura derivado de sentimientos que no pudo controlar después del asunto entre John Hawkins y su esposa”, había dicho uno de los jueces en la audiencia que vio el caso.

PUEDES VER: Las ‘superdrogas’ que les dieron a los soldados en la Segunda Guerra Mundial

Cuando los agentes policiales llegaron a la escena del crimen alertado por los gritos de Hawkins y los golpes intermitentes que le daba al claxón, pensaron que era un robo de auto, pero descubrieron que era una venganza consumada por un esposo dañado que había sido víctima de una infidelidad.

En la posterior audiencia se determinó que no hubo una real intención de asesinar por parte de Craig Dewar, por lo que se le impuso un pago de indemnización a favor de Hawkins y un curso de rehabilitación.

Video Recomendado