En Zorro Ranch, Jeffrey Epstein pretendía crear un centro para inocular su esperma en menores que esclavizó sexualmente. Foto: Google Maps.
En Zorro Ranch, Jeffrey Epstein pretendía crear un centro para inocular su esperma en menores que esclavizó sexualmente. Foto: Google Maps.

Rancho Zorro, la mansión secreta donde Epstein pretendía inseminar a la fuerza sus víctimas

Magnate quería que hasta 20 mujeres estuvieran embarazadas de él al mismo tiempo, para lo cual contactó a científicos de renombre. Búnker, ubicado en Nuevo México, fue visitado por el príncipe Andrew, según investigación.

La República
17 Ago 2019 | 13:49 h

Cuando Matt Farwell, exsoldado de infantería del ejército y colaborador de The New Republic, emprendió un viaje a Nuevo México para visitar Zorro Ranch o Rancho Zorro, al sur de Santa Fe, descubrió que en ese rincón de Estados Unidos se ocultaban los más oscuros secretos de la pedofilia.

En su informe, el reportero reseñó que Santa Fe, a 37 km. de distancia del Zorro en línea recta, tenía una historia retorcida.

PUEDES VER De amigos universitarios a novias trans: la valiente y romántica historia de Jari y Corey [VIDEO]

Hay una farmacia llamada Zook’s, que sirvió como base para el espionaje ruso; sitios donde la Iglesia Católica escondió sacerdotes pedófilos; y sobre todo se encuentra el extenso rancho que Jeffrey Epstein compró en 1993.

A una semana de su suicidio, el FBI allanó el búnker como parte de una investigación donde se asegura que allí se cometieron salvajes abusos y macabros planes.

En Zorro Ranch, Jeffrey Epstein pretendía crear un centro para inocular su esperma en menores que esclavizó sexualmente. Foto: Daily Mail.

En Zorro Ranch de Estados Unidos, Jeffrey Epstein pretendía crear un centro para inocular su esperma en menores que esclavizó sexualmente.

Ubicada en las colinas a las afueras de Santa Fe, la propiedad, con un valor de $12 millones, tiene una pista privada para el avión que empleaba Jeffrey Epstein, el Lolita Express.

El financiero, de 66 años, usó esa nave extravagante para llevar a sus poderosos amigos, quienes sometían sexualmente a menores de edad, según documentos de la corte de Estados Unidos.

Virginia Giuffre, una de las víctimas, afirmó que fue “prestada” a sus influyentes amigos cuando solo tenía 17 años.

En documentos judiciales, liberados horas antes del suicidio en la cárcel de Jeffrey Epstein, Virginia afirmó que incluso el príncipe Andrew visitó el rancho de Nuevo México.

PUEDES VER Vacunas para inocular VIH a sudafricanos negros: el macabro plan de mercenarios racistas

La visita del príncipe se produjo después de haber sido llevada con la realeza a Londres por la supuesta pareja de Jeffrey Epstein, Ghislaine Maxwell, en 2001.

Virginia señaló, además, que Jeffrey Epstein le ofreció pagarle para tener un bebé que él y su amante de la sociedad británica podrían criar, además de una mansión y una asignación mensual. Entonces, ella tenía menos de 19 años.

La víctima, que ahora tiene 35 años, alega que se le advirtió que si alguna vez dejaba a Jeffrey Epstein, tendría que entregarle el bebé a él y a su entonces novia Ghislaine.

Las denuncias se hicieron en una demanda presentada en Florida (Estados Unidos) en 2009, pero surgieron después de que Jeffrey Epstein, de 66 años, fue acusado de cargos de tráfico sexual de menores.

Foto: Difusión.

Un centro para inocular su esperma en víctimas

Tal como reveló el New York Times a fines de julio, Jeffrey Epstein esperaba sembrar su ADN en la raza humana, para lo cual iba a crear un complejo en su gran rancho de Nuevo México, Estados Unidos.

Jeffrey Epstein contactó a científicos reconocidos como el Premio Nobel Murray Gell-Mann, Stephen Hawking; el paleontólogo y biólogo evolutivo Stephen Jay Gould; Oliver Sacks, neurólogo; George M. Church, un ingeniero molecular, y el físico teórico del MIT Frank Wilczek.

Quería que hasta 20 mujeres estuvieran embarazadas de él al mismo tiempo, con el fin de “mejorar la raza humana con sus genes”. Las mujeres serían inseminadas con su esperma y darían a luz a sus bebés.

Varias fuentes entrevistadas por el New York Times afirmaron que el multimillonario pedófilo presumiría de sus planes enfermos en las fiestas con champán.

Foto: Difusión.

Según la reseña, Jeffrey Epstein habló de la trama al menos dos veces: en su mansión de Manhattan en 2001 y en una conferencia de ciencia de lujo que organizó en las Islas Vírgenes de Estados Unidos.

El millonario estaba fascinado con la ciencia no probada de la criogenia, que implica que los cuerpos o partes del cuerpo de las personas se congelen a temperaturas muy bajas con la esperanza de que puedan volver a la vida en el futuro.

Jeffrey Epstein quería tener su pene y cabeza preservados criogénicamente, aseguró una fuente.

Príncipe Andrew responde por acusaciones de Epstein

Channel 4 News reveló este viernes que la Policía Metropolitana desestimó una investigación contra el Príncipe Andrew, a raíz de las acusaciones de Jeffrey Epstein.

La Policía Metropolitana dijo que "revisó la evidencia disponible" y decidió que el asunto "no avanzaría a una investigación completa".

El príncipe Andrew, por su parte, siempre ha negado “cualquier forma de contacto sexual o relación con Virginia Roberts”.

PUEDES VER Letal cobra ataca ataca a dragón de komodo por sorpresa y ocurre lo más aterrador [VIDEO]

Una foto de principios de 2001, tomada en una casa que se cree que es la de Ghislane Maxwell, muestra al Príncipe Andrew con su brazo alrededor de la cintura desnuda de Virginia Roberts. Maxwell está en el fondo de la foto.

Foto: Difusión.

Ghislaine Maxwell ha negado previamente cualquier irregularidad, incluidas las acusaciones ahora en el dominio público de las presentaciones judiciales en Estados Unidos.

El Palacio de Buckingham emitió una declaración en relación con estas acusaciones en nombre del príncipe Andrew, duque de York.

“Esto se relaciona con los procedimientos en los Estados Unidos, de los cuales el duque de York no es parte. Cualquier sugerencia de incorrección con menores de edad es categóricamente falsa", asevera el comunicado

“Se niega enfáticamente que el duque de York haya tenido algún tipo de contacto sexual o relación con Virginia Roberts. Cualquier afirmación de lo contrario es falsa y sin fundamento".

Video Recomendado