Dejó de arreglarse para que su padrastro no la violara y descubrió que también abusaba de su hermanita

La República
14 Aug. 2019 | 23:52h

En el Reino Unido. Una mujer que fue violada por su padrastro cuando tenía solo 13 años dejó de arreglarse, en un desespero para alejar al hombre, cuando luego descubrió que también abusaba de su hermana de ocho años de edad.

Taylor Barnfield, ahora de 20 años, ganó valentía para conseguir que el monstruo Lance Stride se alejara de ella.

PUEDES VER Condenan a prisión a pareja de docentes por obligar a estudiantes a realizar tríos sexuales

La joven se enteró que su hermana estaba pasando por la misma experiencia, luego de haberlo denunciado a la policía.

En abril de 2019, Lance Stride, ahora de 45 años, fue declarado culpable por una serie de delitos sexuales contra estas dos hermanas y fue encarcelado durante 21 años con un año adicional bajo licencia.

Ahora, las hermanas renunciaron a su derecho al anonimato y están hablando para alentar a otras mujeres a denunciar los abusos sexuales dentro de las familias.

Lance comenzó a salir con la madre de Taylor en 2010 y a ella no le gustó de inmediato, pero su madre lo atribuyó a que no era su verdadero padre.

Taylor Barnfield. Foto: HotSpot Media.

En 2011, la familia se mudó a West Sussex, en el Reino Unido, para vivir con él. Rápidamente se volvió controlador, sin dejar que Taylor saliera con sus amigos.

El abuso comenzó solo un año después cuando Lance mientras ambos estaban solos en la casa.

“Estaba sola en casa con Lance. Entré en la habitación de mamá para agarrar un cargador de teléfono cuando me arrinconó”, comenzó Taylor.

Fue entonces cuando la violó por primera vez.

Lance Stride, ahora de 45 años, fue declarado culpable de una serie de delitos sexuales contra Taylor y su hermana y fue encarcelado durante 21 años. Foto: HotSpot Media.

"Después, estaba en estado de shock. Mi padrastro se había llevado mi virginidad”, cuenta Taylor.

Durante los siguientes tres meses, Taylor se negó a ducharse y dejó de cepillarse los dientes.

Pero nada detuvo a Stride y durante los siguientes cuatro meses, violó a Taylor cinco veces mientras ella estaba sola en casa.

A medida que pasaban los días, los abusos eran más frecuentes, por lo que Taylor comenzó a engordar para que no la tocara más nunca.

Taylor ganó ocho kilos de más y dejó de lavarse para tratar de mantener a su padrastro alejado. Foto: HotSpot Media.

“Todos los días me tomaba dos litros de gaseosa y todo lo que podía conseguir”, continuó la víctima.

Taylor Barnfield sufrió acoso escolar por parte de sus compañeros de clases por su tamaño.

Cayó en una profunda depresión y escondió su cuerpo en ropa holgada para disfrazar su aumento de peso.

Fue en el mes de noviembre cuando se defendió, pegándole al hombre en los genitales y no la volvió a tocar más.

Un año después se enteró que también violaba a su hermana menor, ahora con 16 años.