El insólito caso de Cuco: el perro que murió el mismo día que su dueña

Vivió durante 10 años con su dueña, pero se separaron por una triste razón. Sus últimos cuidadores dijeron que el perro se adelantó “para guiar a su humana” de toda la vida.

Cuco falleció horas antes que su dueña, según sus cuidadores, para "guiarla" en el camino a la eternidad. Foto: La Vanguardia
La República
14 08 2019 | 12:03h

Vía Facebook se volvió viral el conmovedor caso de Cuco, el perro que falleció horas antes que su dueña de 96 años en un albergue para animales de la localidad de Vilagarcía de Arousa, en Pontevedra, España.

“Cuando descubrimos que la propietaria había fallecido por la noche el mismo día que Cuco, nos quedamos impactados, se nos pusieron los pelos de punta”, cuenta Ángeles Cifuentes, presidenta de la asociación.

PUEDES VER Mujer pierde brazos y piernas luego de que su mascota le lamiera una herida [VIDEO]

Cuco llevaba casi siete meses como huésped en el recinto para animales, según cuentan en Facebook. Sin embargo, desde hace cinco años no vivía con su dueña, pues esta se lo había dejado a un familiar para que lo cuide debido a que tenía que ser ingresada a un albergue para ancianos.

Su dueña de 96 años salía en algunas oportunidades del asilo en Vilagarcía de Arousa, en Pontevedra, España, para ir a visitar a su mascota a la que crió durante 10 años.

En febrero de este año, el familiar con quien Cuco se quedó ya no pudo tenerlo más y lo dejó en el local de la Asociación Protectora de Animales de Vilagarcía de Arousa. Ellos lo recibieron con entusiasmo.

Cuco estaba desde febrero en el local de la Asociación Protectora de Animales de Vilagarcía de Arousa. Foto: La Vanguardia

“Ayer, nuestras voluntarias lo encontraron dormido, había emprendido su gran viaje hacia el puente del arcoiris”, escribió la organización protectora de animales en Facebook.

Ángeles Cifuentes dijo a los medios de España que Cuco tomó la delantera para guiar a su dueña.

Según relata, la mujer de 96 años que falleció en el asilo de Vilagarcía de Arousa, en Pontevedra, había cuidado también de otros cuatro gatos a quienes siempre los mantuvo bien.


Video Recomendado