Científicos captan los últimos momentos de una estrella, lo que sería el destino final del Sol

Fotografía del 'capullo' de una nueva enana blanca (NGC 2440).
Fotografía del 'capullo' de una nueva enana blanca (NGC 2440).

Nunca se habían registrado este tipo de señales. La estrella T UMi está entrando en su última etapa antes de desaparecer por completo.

Por primera vez, los astrónomos han captado las señales que preceden la muerte de una estrella que se halla en su fase de gigante roja, una de las últimas etapas que experimentará el Sol. ¿Será este el final de nuestro astro?

Se trata de la estrella T Ursae Minoris (T UMi) cuya evolución refuerza las predicciones de los científicos sobre el desenlace final del Sol, una estrella 'de la misma especie’.

“Esta ha sido una de las raras oportunidades en que los signos de envejecimiento se pueden observar directamente en una estrella en escalas de tiempo humanas”, asegura Meridith Joyce, astrónoma de la Universidad Nacional de Australia (ANU), quien co-dirigió el estudio.

PUEDES VER La Vía Láctea es caníbal, y ya se devoró una galaxia entera

T UMi está ubicada en la constelación de Osa Menor, a más de 3 000 años luz de la Tierra. Nació hace unos 1 200 millones de años y tenía una masa aproximadamente el doble que la de nuestro Sol.

“Anticipamos que nuestro Sol y T UMi terminarán sus vidas de manera mucho más silenciosa y lenta en comparación con una supernova, que es una explosión luminosa y poderosa", explica la Dr. Joyce.

Estrella en su fase enana blanca. Imagen referencial.

Gracias a la serie de pulsos que T UMi ha experimentado en su última transición, los científicos han podido corroborar que el Sol, después de convertirse en una gigante roja, se transformará en una “cáscara de gas en forma de anillo que se expandirá y brillará en cinco mil millones de años”. Esto dará como resultado una pequeña enana blanca que quedará como remanente, afirma la Dr. Joyce en una publicación de la Universidad Nacional de Australia.

PUEDES VER Estrellas a 360 años luz pierden brillo y sería por megaestructuras de sociedades avanzadas [VIDEO]

“[Cuando se convierta en gigante roja] se volverá mucho más grande a medida que se acerque a la muerte (se comerá a Venus, Mercurio y posiblemente la Tierra en el proceso) antes de encogerse para convertirse en una enana blanca”, sostiene.

El equipo de astrónomos ha observado que la estrella T UMi ha disminuido en tamaño, brillo y temperatura en los últimos 30 años. “Creemos que la estrella está ingresando en uno de sus últimos pulsos restantes, y esperamos verla expandirse nuevamente en nuestras vidas"

Los astrónomos afirman que, en unos pocos cientos de miles de años, T UMi eventualmente se convertirá en una enana blanca, que la última etapa de las estrellas de este tipo, antes de desaparecer.

El estudio se ha publicado en The Astrophusical Journal.