El momento en que agentes de EE. UU destrozan ventana de un auto para arrestar a un inmigrante [VIDEO]

La captura del hombre se produce en presencia de su pareja e hijos.

La República
24 07 2019 | 14:22h

En Kansas City, Estados Unidos, un grupo de agentes de Inmigración y Control de Aduanas, destrozó la ventana de un vehículo para arrestar a un inmigrante en presencia de sus dos hijos, que se encontraban en el asiento trasero.

De acuerdo a información difundida por el portal de Univisión, el momento quedó grabado en un video que fue transmitido en vivo en la red social Facebook por su pareja.

PUEDES VER Descubren camión de carga pesada que transportaba a 150 migrantes [FOTOS]

Todo empezó cuando un hombre identificado como agente ICE salió del jeep y le ordenó a Florencio Millán-Velásquez que saliera del auto debido a que contaba con una orden de arresto. El sujeto se negó a salir del auto durante 25 minutos.

Millán -Velásquez se trasladaba con su pareja para llevar a su hija de siete meses al médico, el pasado lunes.

La familia le pidió a los agentes que le mostraran una orden judicial pero estos le dijeron que no debían hacerlo.

Por su parte, Hoyt decidió publicar un video a través de Facebook Live en el cual se evidencia el incidente que hasta la tarde de este martes ya contaba con más de 56 000 vistas.

Millán-Velásquez se negó en abrir la puerta del vehículo durante 20 minutos, además le dijo a los oficiales que no podían romper su ventana. Sin embargo, un agente le respondió indicándole que se taparan el rostro y los ojos.

En la disputa entre los agentes y el inmigrante, un efectivo le dijo: “lo haremos de la manera más difícil o fácil... tú decides".

PUEDES VER Empezaron las redadas contra ilegales en Estados Unidos

Después el agente rompió la ventana y abrió la puerta antes que Millán-Velásquez fuera sacado del automóvil por otro oficial para ser tirado al piso y arrestarlo.

No obstante, Hoyt le dijo a su pareja que no se resistiera por que no quería que le dispararan delante de sus hijos.

Según las autoridades estadounidenses, Millán-Vásquez es originario de México y cuenta con antecedentes penales que incluyen delitos menores. En el año 2011, un juez federal le concedió la salida voluntaria de Estados Unidos en 2011 pero cinco días después fue localizado por funcionarios de inmigración después de ingresar nuevamente al país norteamericano de manera ilegal y con un nombre falo.

De acuerdo a las leyes de Estados Unidos, un extranjero que vuele a ingresa a ese país después de haber sido deportado anteriormente comete un delito que se considera grave, que puede recibir un castigo de 20 años en una prisión federal.

Hoyt, pareja de Millán-Velásquez, lo describió como un chef muy trabajador y un hombre de familia que nunca ha causado problemas.

Video recomendado