Comprometedores mensajes señalan que juez Moro intervino en negociación de delaciones de Lava Jato

Nuevas revelaciones en el caso Lava Jato comprometen al ahora ministro de Justicia de Brasil. ¿Podría favorecer a Lula?

La Republica

El actual ministro de Justicia de Brasil, Sergio Moro, vuelve a enfrentar una nueva acusación sobre ‘parcialidad’ en su desempeño como magistrado dentro del caso Lava Jato en 2015.

Unos mensajes obtenidos por The Intercept Brasil y examinados por el diario Folha de Sao Paulo revelaron que el entonces juez Moro interfirió en las negociaciones de las delaciones de dos ejecutivos de la constructora Camargo y Correa.

Según la legislación brasilera, dicha acción colisiona con el derecho de mantener a los jueces lejos de las conversaciones con los colaboradores a fin de no parcializar de alguna forma el proceso judicial.

PUEDES VER Moro trató que fiscales de Lava Jato revelaran datos sobre Venezuela

El juez Sergio Moro, uno de los hombres de confianza del presidente Jair Bolsonaro, aconsejó a los fiscales Carlos Fernando dos Santos Lima y Deltan Dallagnol que solo aprobaría las acusaciones si la sentencia propuesta a los ejecutivos de Camargo y Correa incluía al menos un años de prisión en un régimen cerrado.

Dicha ‘interferencia’ del juez Moro generó molestias entre los miembros del grupo de trabajo que investigaba el caso Lava Jato.

Estos mismos discutían sobre la manera de usar las acusaciones para impulsar las investigaciones, según revela los mensajes obtenidos por The Intercep Brasil.

PUEDES VER Caso Lava Jato Brasil en la mira: nuevas evidencias ponen en duda imparcialidad de Sergio Moro

La Ley de Leyes Penales de 2013 de Brasil estipula que los jueces deben mantenerse lejos de los acuerdos entre los colaboradores y la fiscalía. Solo están obligados a verificar la legalidad de estos mismos luego de que hayan sido firmados.

“La opinión de Moro fue respetada”, dice Folha desde Sao Paulo, Brasil. Tras la firma de los acuerdos de colaboración con Camargo y Correa, Dalton Avancini y Eduardo Leite salieron de prisión con comparecencia y grilletes electrónicos para pasar 1 año con cárcel domiciliaria.