A pesar de comentarios racistas, Donald Trump niega ataques contra congresistas demócratas

" Por qué no regresan y arreglan los lugares totalmente destrozados e infestados de crimen de donde vinieron”, les increpó Trump a congresistas demócratas.

La República
16 07 2019 | 22:52h

“Regresen de donde vinieron". Un crudo insulto racial que Donald Trump lanzó contra cuatro mujeres congresistas demócratas este último 14 de julio, que, además, fue acompañado de nacionalismo extremo, pues dijo que ellas pretendían decir al pueblo de Estados Unidos, “la nación más grande y poderosa del mundo”, cómo debe ser gobernado. A pesar de la evidencia, pues los mensajes aún se hallan en su red social favorita, el mandatario estadounidense niega los tintes discriminatorios.

“Estos tweets no eran racistas. No tengo un hueso racista en mi cuerpo”, aseguró, luego, a través de Twitter.

PUEDES VER EE. UU. prohíbe el ingreso de general de Birmania por su papel en la “limpieza étnica” de rohinyá

Las cuatro congresistas a las que hizo alusión son Alexandria Ocasio-Cortez, nacida en EE. UU. de padres puertorriqueños; Ilhan Omar, estadounidense nacida en Somalia. Además de Ayanna Pressley, legisladora afroamericana y Rashida Tlaib, de Michigan y ascendencia palestina.

Estas cuatro legisladoras, que llegaron a la Cámara a principios de 2019, son apodadas “El escuadrón” por algunos medios, en tanto destacan por su intensa actividad en las redes sociales y por posiciones escoradas hacia la izquierda.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos, dominada por los demócratas, condenó formalmente los “comentarios racistas” del presidente Donald Trump.

La resolución fue adoptada con el voto de los 235 demócratas y solo cuatro legisladores republicanos, mientras que el liderazgo del partido gobernante se mantuvo del lado del presidente.

“La Cámara de Representantes condena enérgicamente los comentarios racistas del presidente Donald Trump que han legitimado e incrementado el miedo y el odio hacia los nuevos estadounidenses y hacia la gente de color”, dice el texto aprobado.

La resolución también critica a Trump por decir “que miembros del Congreso que son inmigrantes (o quienes entre nuestros colegas que son erróneamente percibidas como inmigrantes) no pertenecen en el Congreso o en Estados Unidos”.

La respuesta de Donald Trump

Trump se aferró a su estrategia de alimentar la controversia que él mismo lanzó y en la mañana del martes reiteró su mensaje a las congresistas: “Si no están felices aquí, pueden irse”, les espetó. “Estos tuits no eran racistas. No tengo ni un hueso racista en mi cuerpo”, dijo el mandatario estadounidense en Twitter.

Antes de la votación, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, llamó a todos los miembros del organismo, de ambos partidos, a que se unieran a la condena.

“Hacer cualquier otra cosa sería un escandaloso rechazo de nuestros valores y una vergonzosa abdicación de nuestro juramento de mandato de proteger al pueblo estadounidense”, dijo.

Video recomendado