Neonazi intenta incendiar sinagoga, pero él termina envuelto en llamas [VIDEO]

Tristan Morgan atacó la tercera sinagoga más antigua de Reino Unido, que fue contruida en 1763. El juez determinó que sea recluido en un hospital psiquiátrico.

La Republica
Tristan Morgan intentó prender fuego a sinagoga, pero fue él quien terminó envuelto en llamas. Foto: BBC

Componía canciones de contenido racista, distribuía dichas canciones por la red y tenía un manual que preparaba a los supremacistas blancos para una “guerra de razas”. Finalmente, protagonizó un atentado contra una sinagoga de Reino Unido en un día de conmemoración del Holocausto. Él reía tras el ataque, pero las llamas lo alcanzaron y lo convirtieron en una especie de antorcha humana.

Este 5 de julio, una corte de Reino Unido declaró culpable al británico Tristan Morgan de 52 años, por provocar un incendio en una sinagoga de la ciudad de Exeter, según comunicado de la Fiscalía General del país.

PUEDES VER Imágenes inéditas de los atentados del 11-S fueron halladas por azar en subasta [FOTOS]

El atentado ocurrió el 21 de julio del 2018 y el registro de sus acciones, captadas por cámara de viodeovigilancia, fue difundida en el canal de YouTube de la Policía de Reino Unido.

Según se observa en las imágenes, Morgan prendió fuego a un líquido inflamable que había derramado al interior del edificio. De inmediato, una inmensa bola de fuego le chamuscó el rostro.

Aunque los bomberos de Exeter, Reino Unido, lograron detener el avance del fuego que amenazaba con consumir la tercera sinagoga más antigua del país; el valor de los daños ascendió hasta unos 30 000 dólares.

Terrorista fue internado en centro psiquiátrico por orden judicial. Foto: Difusión

PUEDES VER “Era mejor estar en la cárcel”: el testimonio de uno de los 400 esclavos en Reino Unido

Poco después, el terrorista fue detenido. Cuando los policías registraron su casa hallaron 24 armas blancas, un manual supremacista con intrucciones para “guerra de razas”.

También descubrieron que alentaba el terrorismo mediante una canción titulada ‘White Man’.

Según la BBC, el fiscal Alistair Richard describió a Morgan como una persona con creencias antisemitas muy arraigadas. Por ello, determinaron que tenía un gran deseo de hacer daño a la comunidad judía.

Él determinó que cuando Morgan encendió el fuego en aquella sinagoga, no pensó en las vidas que pondría en riesgo.

La Policía de Reino Unido identifica al terrorista

La camioneta de Morgan fue identificada por una cámara de vigilancia y allí vieron que él utilizó una pequeña hacha para romper una ventana de la sinagoga y verter el líquido dentro.

Cuando la Policía fue a arrestarlo a su casa, confirmaron que él era el terrorista porque tenía quemaduras en las manos, en la frente y el cabello.

El juez Anthony Leonard dictaminó que Morgan debía ir a un centro de salud mental indefinidamente, pues el psiquiatra John Sandiford determinó que el terrorista sufre de trastorno esquizotípico de personalidad y, por ello, debía ser hospitalizado.

Lazy loaded component