Hombre comió una lagartija al perder una apuesta y agonizó durante diez días

David Dowell apenas tenía 34 años cuando decidió aceptar una temeraria apuesta que él creyó inofensiva. La salmonelosis le provocó horribles padecimientos, su familia considera que se “pudrió de adentro hacia afuera”.

David Dowell fue víctima de una infección por salmonela luego de comer un gecko entero. Foto: Shutterstock
David Dowell fue víctima de una infección por salmonela luego de comer un gecko entero. Foto: Shutterstock
La República
4 07 2019 | 22:24h

“Fue la mejor persona que conocí, fue el mejor padre para nuestros hijos”. Así describe Allira a su esposo David Dowell, un hombre de Australia de 34 años que murió luego de perder una apuesta que lo obligó a comerse a un gecko, una especie de pequeño lagarto. Sus primeros síntomas apenas hacían sospechar de una simple afección gastrointestinal, pero luego su vientre se inflamó y llenó de líquido putrefacto, vomitaba bilis y su orina se tornó negra. Se hallaba a merced de una infección por salmonela.

David Dowell padeció estos horrores por diez días hasta morir, desde el 3 de diciembre del año pasado en Australia. Según la investigación de The Sydney Morning Herald (SMH), él asistió a una fiesta el 1 de diciembre y aunque el día siguiente no se sentía bien, él creyó que solo se trataba de una resaca.

PUEDES VER Smartphones están generando peligrosa malformación en el cráneo humano, según estudio

Cuando él empezó a vomitar bilis verde fue cuando recién llamaron a una ambulancia, relató su hermana Hannah Dowell. Aún así, cuando los paramédicos llegaron a su hogar se negaron a trasladarlo al hospital porque creyeron que solo se trataba de una gastroenteritis.

Ante la insistencia, fue trasladado al Mater Hospital de Australia, lugar donde le diagnosticaron una infección por salmonela, un patógeno que se transmite a través de los alimentos.

En la mayoría de los casos solo causa diarrea, calambres estomacales y fiebre, pero en pacientes comprometidos puede resultar letal.

Según Mark Turner, el director adjunto de la Escuela de Agricultura y Ciencia de la Alimentación de la Universidad de Queensland, Australia, la teoría del gecko resulta plausible porque estos animales portan la bacteria en el intestino.

“Es posible que si se comió al gecko, al momento de digerirlo se liberó la salmonela, pero nunca antes había oído hablar de algo así”, explicó.

PUEDES VER En el 2050 llegará el fin de la civilización humana, advierte informe sobre cambio climático

Los padecimientos de David Dowell

La familia del padre australiano creía que la salmonela había sido causada por el consumo de pollo, pero un amigo de la víctima recordó que Dowell se había comido a un gecko entero.

Luego de ser internado él sufrió una falla orgánica masiva y se “pudrió de adentro hacia afuera”, según familiares.

Según el relato de su hermana, él estaba muy hinchado, se parecía a alguien con seis meses de embarazo. El pronóstico se agravó cuando los médicos notaron que su orina se tornó negra, su vómito verde y, después de dos días, ya hasta tenía líquido en sus pulmones.

“Tuvimos que pedir un alivio para David. Él fue puesto en coma porque no podían controlar el dolor. Nunca pudimos decirle adiós”, se lamenta Hannah.

“Cuando subí y lo vi, él estaba en absoluta agonía”, dijo.

PUEDES VER Contaminación por plásticos afecta a la bacteria que nos ayuda a respirar

Finalmente, el 11 de diciembre, una semana después de ser diagnosticado David Dowell falleció durante una cirugía.

El Mater Hospital de Australia no brindó sus descargos a SMH debido al derecho de confidencialidad del paciente.

“Observe las señales y comprenda qué tan letal puede ser la salmonela, para que podamos evitar que le pase a otra persona”, dijo finalmente la hermana de David.


Video Recomendado