La cruel imagen de una mamá gaviota alimentando a su pichón con colillas de cigarro

La fotografía, que refleja la contaminación del mar, fue tomada en una playa de Florida, en Estados Unidos.

La Gaviota Pico de Tijera, también conocida como pájaro Skimmer o Rynchops niger, se encuentra en las regiones Neártica y Neotropical.
La Gaviota Pico de Tijera, también conocida como pájaro Skimmer o Rynchops niger, se encuentra en las regiones Neártica y Neotropical.
La República
28 06 2019 | 20:56h

Otra vez, gracias a una fotografía, el mundo se entera de sus tragedias. Esta vez, en St. Pete Beach —en Florida, Estados Unidos—, una mamá Gaviota Pico de Tijera fue fotografiada alimentando a su pequeño pichón con una colilla de de cigarro. La cruel imagen, que refleja la contaminación del mar, fue tomada por Karen Mason, vecina de Largo, Florida.

“Por casualidad vi que le daba algo. Sabía que no era un pez, pero no podía decir qué era”, escribió Mason en su perfil de Facebook. Karen no se percató de que se trataba de una colilla hasta que revisó las fotografías horas después en su computadora. Posteriormente, la usuaria compartió otra foto de la cría con la colilla en el pico.

PUEDES VER Más de 600 buzos rompen Récord Guiness al limpiar una playa

“A esta Skimmer le ofrecieron una colilla. Es hora de que limpiemos nuestras playas y dejemos de tratarlas como si fueran un cenicero gigante. Si fumas, por favor no dejes tus colillas tiradas”, escribió junto a la publicación.

La Gaviota Pico de Tijera, también conocida como pájaro Skimmer o Rynchops niger, se encuentra en las regiones Neártica y Neotropical. En América del Norte, que se pueden encontrar en las costas atlántica y pacífica de los Estados Unidos.

A nivel mundial, las colillas de cigarrillos se convirtieron en los 10 principales artículos de basura recolectados en las playas, según el informe de 2018 Ocean Conservancy, un grupo de defensa ambiental. Otros artículos en la lista de los 10 mejores incluyen tapas de botellas de plástico, cañas y bolsas.

Durante los últimos 32 años, Ocean Conservancy ha patrocinado una limpieza anual de playas en todo el mundo, que ha recaudado más de 60 millones de colillas durante ese tiempo.

Fumar no solo es malo para la salud de los consumidores, también el humo impacta en el calentamiento global y las coletillas terminan contaminando mantos acuíferos y océanos en todo el mundo.

La colilla, hecha con material sintético no biodegradable, acumula cientos de químicos tóxicos y cancerígenos que se liberan en el agua. Las aves, los peces y los mamíferos marinos ingieren estos desechos al confundirlos con comida.

Se han encontrado cadáveres de distintos animales que han muerto de hambre porque tenían el estómago lleno de basura que contenían gran cantidad de coletillas.


Video Recomendado