La historia del padre salvadoreño que se ahogó con su hija por intentar llegar a EE. UU.

La historia detrás de la foto que conmocionó al mundo entero y abrió las discusiones sobre la “crisis migratoria” en la frontera de Estados Unidos y México contado por la esposa y madre de las víctimas

La República
28 06 2019 | 10:34h

Quisieron llegar a Estados Unidos cruzando el Río Bravo, pero una agresiva corriente les quitó la vida y el sueño de un ‘futuro prometedor’ en el país gobernado por Donald Trump, un presidente cuya gestión ha endurecido las políticas migratorias para todo aquel que quiera entrar por sus fronteras.

En México, medios locales pudieron abordar a Tania Vanessa Ávalos, de 21 años, esposa de Óscar Martínez y mamá de Valeria, los migrantes que fueron encontrados flotando sin vida en la orilla del mencionado río.

PUEDES VER Rota en llanto y acariciando sus juguetes: habla la abuela de la niña ahogada en río Bravo

Tania Vanessa Ávalos pudo relatar el duro momento que les tocó vivir durante su recorrido y la historia detrás de la foto que conmocionó al mundo entero y ha sido tomada como un ‘símbolo de la crisis humanitaria’ que se desarrolla en la frontera de México y Estados Unidos.

Según recogió el Dayli Mail, Óscar, Tania y Valeria salieron de El Salvador el 3 de abril. Viajaron a través de Guatemala a México y llegaron a pasar dos meses en un campamento de migrantes en el sur del país azteca.

Luego tomaron un autobús para llegar a la frontera con Estados Unidos. Allí fueron al puente internacional esperando una cita con los funcionarios norteamericanos, pero les dijeron que tenían que esperar hasta el lunes, día en que abrían sus instalaciones.

PUEDES VER Dramática imagen de padre e hija ahogados agrava tensión migratoria entre México y EE. UU.

Como Óscar Matínez y Tania Vanessa Ávalos habían cientos de personas más en condición de migrantes esperando el permiso del gobierno de los Estados Unidos. Eso los motivó a tomar el asunto por su propia cuenta.

Óscar tomó a Valeria y cruzó junto con ella Río Bravo hasta dejarla a salvo en el lado norteamericano, luego intentó ir por Tania, su pareja. La menor al ver que su papá se alejaba se asustó y decidió lanzarse al agua para intentar alcanzarlo.

El padre migrante tuvo que regresar para poner a salvo a su hija, pero una corriente les quitó la vida y le frustró los sueños.

Óscar había dejado a su bebé en la orilla y regresaba por su pareja, pero se complicó la situación. Foto: difusión

El testimonio de Tania Vanessa Ávalos

“Quería que nos cruzáramos, encontrar un trabajo allí. Me dijo que podría darle a nuestra hija Valeria una vida mejor. Pero el río los arrastró, los tragó”, cuenta Tania Vanessa Ávalos en entrevista con Publimetro de México.

"El procesamiento en el [centro] de inmigración de los Estados Unidos es lento y imponen más requisitos. No nos llamaron. Fuimos al puente [paso fronterizo], a las oficinas de los Estados Unidos, y nos rechazaron, como nos llamaban, pero nada ", dijo.

“Es por eso que el domingo, Óscar me dijo que ya teníamos que cruzar el río, tener confianza, fe en que no pasaría nada” puntualizó muy afectada.

Tania Vanessa Ávalos deberá volver a El Salvador llevando el cuerpo de su pareja y de su hija.




Video recomendado