Dave Asprey, el empresario que vende café con mantequilla para subvencionar sus deseos de vivir 180 años. | Foto: Health Hero Magazine

Estados Unidos: Empresario gasta más de 1 millón de dólares para llegar a vivir 180 años

Dave Asprey se hace llamar ‘el primer biohacker del mundo’ por piratear su biología, a través de ciencia y tecnología.

La República
26 Jun 2019 | 19:01 h

“No creo que sea ciencia ficción”, declaró Dave Asprey, un empresario de los Estados Unidos obsesionado con vivir al menos 180 años. Él es dueño de Bulletproof, marca que vende café con mantequilla, cuyas ganancias están destinadas a utilizar tecnología para lograr su cometido.

¿Cuál es el método que utiliza? El emprendedor de 45 años se hace llamar ‘el primer biohacker del mundo’, debido a que ‘piratea’ su propia biología valiéndose de la crioterapia —donde usa nitrógeno para enfriarse—, baños de luz infrarroja y el uso de electrodos cerebrales.

PUEDES VER: Compañeros de clase crean brazo protésico para joven que sueña ser mecánica de automóviles [VIDEO]

Asprey enfría su cuerpo con nitrógeno en una máquina de crioterapia

Por si este bloque de excentricidades fuera poco, cada seis meses sus cirujanos le extraen fragmentos de médula ósea, con el objetivo de conseguir células madre y volver a inyectárselas. Aproximadamente, todas estas osadías le han costado más de 1 millón de dólares y se siente seguro de haber invertido cada moneda y billete.

Costumbre tibetana ancestral

Según Dave Asprey, la idea de ofrecer café con mantequilla y aceite de coco nació a partir de un viaje al Tíbet (2004). Él fue enviado por médicos a esa región autónoma de China como consejo para aprender a meditar y mejorar así su estado corporal, puesto que sufría de sobrepeso, llegando a registrar 136 kilos en la balanza.

El ‘biohacker’ contó que en una caminata por las montañas le ofrecieron té y mantequilla de yak, animal doméstico similar al búfalo. Al consumir ambos “su cerebro se sintió mejor”, volvió a California y creó las bases de su empresa, mientras experimentaba combinaciones con café.

PUEDES VER: ¿Así se verán las personas en el futuro debido al uso de la tecnología?

“Tomar café todas las mañanas me ayudó a cambiar mi vida y perder 45 kilos”, dijo convencido. Más adelante, en 2012, lanzó el producto al mercado y cuatro años después logró distribuirlo en cadenas.

El emprendimiento, desde entonces, ha conseguido 68 millones de dólares en inversiones, aunque arrastró una serie de críticas consigo.

Profesionales del sector salud siguen advirtiendo que los productos del estrafalario empresario no tienen certificación técnica ni entrenamiento nutricional. “Agregarle mantequilla al café no es saludable”, agregaron.

Por su parte, Jonny Forsyth, investigador del grupo Mintel, indicó la influencia de Bulletproof en las personas, pese a que “la ciencia detrás de los beneficios para la salud del producto es difusa”, de acuerdo a su apreciación.


Video Recomendado