Frida, la heroica perrita que salvó vidas durante terremotos en México se jubila

Cientos de personas se quedaron atrapadas entre los escombros después de que un terremoto de magnitud 7.1 sacudiera el centro de México. En medio de la tragedia, Frida se convirtió en un símbolo de esperanza.

Después de diez años de servicio, la labradora Frida se jubila en medio de honores. Foto: Difusión

La República
24 06 2019 | 17:39h

Ataviada con botas de neopreno, un vistoso protector de ojos y con el logotipo de la Marina de México sobre el lomo. Frida fue reconocida a nivel mundial con esta apariencia; una imagen que, además, generaba esperanza porque ella intentaba encontrar personas con vida en medio de las ruinas que dejó el paso de un desolador terremoto de magnitud 7.1.

“Después de 10 años de servicio activo en la Armada nuestra querida labrador Frida comienza una nueva etapa en el retiro”, dijo en la ceremonia el subsecretario de la Marina mexicana, Eduardo Redondo.

“Su ladrido siempre dio esperanza y en momentos de dolor e incertidumbre trajo alivio”, agregó.

Frida sirvió en la Secretaría de Marina Armada de México durante diez años. Foto: AFP

PUEDES VER: Científicos descifran el porqué de la mirada enternecedora de los perros

Según cifras oficiales de la Marina, la labradora localizó a más de 50 personas, 12 de ellas con vida, durante una carrera de diez años que este lunes ha llegado a su fin.

"Por tu incansable labor como rescatista y por conquistar el corazón de todos, gracias”, fue la última frase que recibió Frida como homenaje.

Con los honores de una heroína

Así, desde este lunes, Frida culmina su servicio en la Secretaría de Marina Armada de México (Semar). La institución le retiró el característico chaleco que la acompañó durante diez años de actividades de rescate.

Durante su ceremonia de adiós, Frida fue despojada del chaleco con el que se hizo famosa. Foto: Twitter Semar

Su entrenador, Israel Arauz Salinas, recibió el reconocimiento otorgado a Frida y también el documento de baja del elemento canino.

Durante la ceremonia oficial, el Coronel de Artillería Javier Alberto Palazón, Presidente de la Asociación de Agregados Militares Navales y Aéreos en México le entregó a la famosa can un juguete.

Este objeto simbolizaba que, a partir de hoy, Frida puede disfrutar de una vida de retiro junto a alguna familia que desee adoptarla y disfrutar de su compañía.

PUEDES VER: Conmovedor proyecto fotográfico muestra el paso a la vejez de los perros [FOTOS]

Frida, una década al servicio de la vida

Desde el 2010 Frida ha desplegado sus habilidades para rescatar al menos a unas 53 personas. La can de raza labrador participó en las labores de rescate tras el terremoto de Haití, la explosión de la Torre de Pemez en 2013, y los terremotos del 9 y 17 de setiembre del 2017.

La fama de Frida es de tal magnitud que en julio del 2018 se develó en Puebla una estatua en su honor, con su uniforme de la Marina. Ella fue elegida como símbolo de todos los elementos rescatistas que participaron durante los dos terremotos más recientes de México.

Durante los terremotos de México, Frida formó parte de un escuadrón de unos 270 perros que fueron adiestrados para buscar y rescatar personas en situaciones y zonas de desastre.

PUEDES VER: Chernobyl: el cruel destino de los perros radioactivos tras el accidente nuclear

Frida, al igual que sus compañeros, fue entrenada durante las primeras etapas de su vida. Ella buscaba objetos en lugares escondidos, moverse entre obstáculos como el fuego, ruido de motores, martillos golpeando y derrumbes.

Ella creció oyendo alemán, pues es el idioma universal para adiestrar mascotas.

Fue recién a los 14 meses cuando Frida empezó a participar en rescates reales, siempre en compañía de sus entrenadores.

“Frida, como marino naval has enaltecido el nombre de nuestra institución, has cumplido tu misión con honor, has unido el corazón de México. Buena mar y mejores vientos a nuestra querida Frida”, concluyó el funcionario.

Fuentes: Infobae /AFP


Video recomendado