Descubren antibiótico en veneno del alacrán capaz de combatir la tuberculosis

La República
17 Jun 2019 | 8:16 h

Compuestos atacan bacterias causantes de infecciones en la piel y neumonía, además de combatir microbacteria que produce tuberculosis.

El veneno del alacrán posee un antibiótico formulado con dos compuestos que pueden combatir la tuberculosis, según un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

La investigación determinó, además, que esta sustancia puede inhibir el crecimiento de células cancerígenas sin afectar las del tejido pulmonar. Para ello, los expertos del Instituto de Biotecnología aislaron, produjeron y patentaron dichos compuestos que pueden usarse como fármacos contra tuberculosis.

PUEDES VER Tuberculosis: ¿Cómo prevenir esta enfermedad que se contagia en el Perú cada cuatro horas?

"Son efectivos para inhibir el crecimiento de células cancerígenas como: Jurkat (leucemia de células T), TE 671 (células de rhabdomiosarcona) y SH-SYSY (neuroblastoma de médula ósea), sin causar daño a células del tejido pulmonar", precisaron científicos a cargo en México.

Durante la investigación se detectaron dos compuestos: el primero combate las bacterias causantes de infecciones en la piel, sepsis, endocarditis y neumonía, mientras que el segundo ataca la microbacteria que produce tuberculosis.

Lourival Domingos Possani Postay, investigador de la casa de estudios, explicó que el componente fue aplicado vía traqueal en modelos biológicos, sin causar daño.

"Para sintetizarlos de forma artificial, se requirió del apoyo de posdoctorandos del laboratorio de Richard Zare, de la Universidad de Stanford, en California, donde Shibdas Banerjee, Elumalai Gnanamani y Shyam Sathyamoorthi determinaron la estructura de ambos antibióticos mediante espectroscopía de masas y por estudios de resonancia magnética nuclear", indicó el investigador.

PUEDES VER Edith González: ¿Cuáles son los síntomas del cáncer de ovario?

Si bien ambos compuestos impiden el desarrollo de ciertos linajes de células neoplásicas, para poder obtener una poca cantidad del alacrán se debe producir de manera química.

"Luego aquí la ensayamos como antibiótico para combatir varios tipos de bacterias y para tuberculosis (…) Tenemos varios años laborando en esto y logramos obtener la patente", precisó el titular del estudio presentado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America.

Cabe mencionar que, en el año 2016, el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) reportó 2,569 muertes por tuberculosis en México, y 21,184 nuevos casos en todo el país. Veracruz, Baja California, Guerrero, Tamaulipas y Sonora son los estados más afectados.

Video Recomendado