Zarpa buque-hospital hacia el Caribe para rescatar a refugiados venezolanos

Bruno Cueva
16 06 2019 | 09:22h

Es la primera misión de los Estados Unidos, por razones humanitarias, desde que Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino en medio de la crisis

Como respuesta a la crisis en Venezuela, el buque-hospital USNS Comfort zarpó desde la base naval Virginia hacia el Caribe con 1200 marineros a bordo. Esta misión, comandada por la Armada de los Estados Unidos, es la primera por razones humanitarias desde que Juan Guaidó se autoproclamó presidente interino para intentar frenar la dictadura de Nicolás Maduro.

Según ABC Internacional, el navío fue puesto en marcha en 1975 y ha sido utilizado, por ejemplo, en las dos guerras contra Irak, el desastre que dejó el huracán Katrina y múltiples tratamientos a civiles latinos. Sin embargo, la Casa Blanca catalogó esta misión de 'diferente' ante los casi cuatro millones de venezolanos refugiados y los cinco meses que el barco debe permanecer a disposición de ellos.

PUEDES VER Estados Unidos: Maduro entregó millones de dólares a Rusia ignorando la crisis en Venezuela

Buque

El comfort USNS cuenta con 1000 camas de hospital y 12 quirófanos | Foto: EFE

"Debemos comenzar por la atención primaria, incluso operando de cosas tan mundanas como cataratas", afirmó el capitán de la embarcación Kevin Buckley. Al interior del buque hay zonas destinadas a todo tipo de especialidades. Aquella infraestructura que surca los mares cuenta con 1000 camillas, 40 apartados de urgencias, 12 quirófanos y una unidad de cuidados intensivos con 80 camarotes.

Asimismo, Buckley declaró que tiempo atrás los médicos han detectado cánceres, pero tienen poco margen de afrontarlos. El medio ABC Internacional dio a conocer que el presupuesto estimado de la iniciativa de rescate supera los 150 000 euros por día.

PUEDES VER Barcos con refugiados venezolanos siguen hundiéndose y desapareciendo

Los capitanes del USNS Comfort señalan que, debido a la negativa de Maduro para aceptar ayuda humanitaria, el Grupo Lima activó la petición de emergencia. Además, el navío llegaría a Perú, como cuentan los militares, con ánimos de continuar sirviendo a los damnificados.

Por su lado, el capitán B.J. Diebold, comandante a bordo, entiende que muchos países tienen problemas de inmigración. "El plazo para poner en marcha esta misión ha sido muy corto y ha sido complicado para muchos de ellos zarpar desde Norfolk, por lo que los iremos recibiendo en otros puertos", señaló, refiriéndose a aliados canadienses, brasileños, mexicanos y civiles de ONGs.

Video recomendado