Trump anuncia el envío de 1000 soldados adicionales a Polonia para frenar a Rusia

Estefany Lujan
12 Jun. 2019 | 19:37h

A Polonia le preocupa los antecedentes de Rusia de apropiación de territorios en Georgia y Ucrania. Por ello, intenta seducir a Trump con la idea de una base militar que pueda albergar miles de soldados.

Donald Trump anunció este miércoles que enviará 1.000 soldados adicionales a Polonia para enfrentar a Rusia. Además, el mandatario de Estados Unidos criticó a Alemania por ser un "rehén" de Moscú debido a su dependencia del suministro energético ruso. 

Los detalles sobre el aumento de tropas fueron escasos, pero no alcanzaron la ambición de Polonia de tener una mayor presencia militar estadounidense.

Donald Trump hizo el anuncio en una conferencia de prensa conjunta con su par polaco Andrzej Duda, a quien recibió en la Casa Blanca.

PUEDES VER: Donald Trump anunciará mañana importante acuerdo militar con Polonia

La presencia militar de Estados Unidos en Polonia

Unos 5000 soldados estadounidenses ya entran y salen de Polonia actualmente, como parte de una presencia rotativa bajo el paraguas de la OTAN.

El número resultó ser la mitad de lo que Donald Trump había estimado apenas unas horas antes de la reunión. Así, el presidente estadounidense echó un balde de agua fría a su aliado, que tenía la esperanza de albergar una base permanente de Estados Unidos.

PUEDES VER: Trump evalúa 'seriamente' otorgar beneficio a venezolanos para trabajar y vivir en EE. UU.

Preocupados por Rusia

Situada en Europa oriental, en lo que fuera el área de influencia soviética, Polonia es miembro de la OTAN pero ha expresado largamente su vocación por un vínculo más estrecho con Estados Unidos.

Ante los antecedentes de Rusia y su apropiación de territorios en Georgia y Ucrania durante la última década, Polonia ha intentado seducir al presidente de Estados Unidos con la idea de una base militar que pueda albergar miles de soldados.

Luego de su primer encuentro con Trump en Washington a fines de 2018, Duda dijo que su país estaba dispuesto a desembolsar 2000 millones de dólares para que Estados Unidos instale una base militar permanente en suelo polaco, e incluso sugirió que lleve por nombre "Fort Trump" (Fuerte Trump).

Consultado por la vigencia de ese proyecto, Donald Trump respondió con evasivas: "No estoy hablando de una presencia permanente o no permanente", dijo.

Una base militar de ese porte y tan próxima a la frontera con Rusia podría molestar al Kremlin y generar una respuesta del gobierno de Vladimir Putin, como una mayor presencia militar en Kaliningrado, zona fronteriza con Polonia, o la instalación de una base rusa en Belarús, aliado cercano de Moscú.  

El Pentágono se ha mostrado reticente a la idea, subrayando en particular que los lugares propuestos por el gobierno polaco no son grandes como para permitir un entrenamiento adecuado de los soldados estadounidenses, especialmente de la artillería.

Duda fue diplomático cuando se le consultó cuántos soldados le gustaría albergar, diciendo que eso "siempre depende de Estados Unidos".

"Le gustaría tener 250.000 soldados", bromeó Trump.

El mandatario dijo que Polonia ordenó más de 30 aviones de combate F-35 estadounidenses. Dos de esos caza hicieron una poco usual demostración sobre la Casa Blanca durante la visita de Duda.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, recibió con agrado el anuncio de Estados Unidos y tuiteó que las tropas adicionales muestran "el fuerte compromiso de EE. UU. con la seguridad europea y la fuerza del vínculo transatlántico".

PUEDES VER: Casa Blanca bloqueó informe estatal sobre "catastróficos" efectos de cambio climático

Alemania, "rehén de Rusia" 

Lo que parece un ajedrez diplomático-militar que se juega sobre los territorios que se extienden entre Europa occidental y Rusia, resulta aún más complicado por el comportamiento errático de Donald Trump respecto a la política exterior.

El presidente estadounidense se ha expresado tanto a favor como en contra de Vladimir Putin, y en más de una ocasión ha menospreciado a sus aliados en la OTAN.

En Washington apoyan fuertemente la línea dura hacia el Kremlin luego de que Rusia anexara en 2014 la región de Crimea, perteneciente a Ucrania, que hiciera explícito su apoyo a los separatistas ucranianos y georgianos y que invada con frecuencia el espacio aéreo de la OTAN.

Pero a lo largo de su administración, Donald Trump ha sido perseguido por acusaciones de vínculos inapropiados con el gobierno ruso, que van desde negocios secretos hasta la complicidad en la supuesta intervención rusa para alterar el resultado de la presidencial en 2016.

Este miércoles, Donald Trump criticó a Alemania por lo que consideró una sobredependencia del abastecimiento energético de Moscú. 

"Realmente vuelve a Alemania un rehén de Rusia", dijo, sugiriendo que estaba considerando sanciones dirigidas a bloquear el nuevo ducto de gas natural liderado por Rusia llamado Nord Stream 2. 

"Creo que Alemania está cometiendo un tremendo error al confiar tan fuertemente en el gasoducto", sentenció Trump.