Cadena perpetua para hombre que secuestró a hijastra por 19 años y tuvo nueve hijos con ella

Marianhe Araque
12 M06 2019 | 10:52h

La madre de Rosalynn McGinnis se separó de Henri Michelle Piette por maltratos. En venganza, buscó a la niña en la escuela y la raptó por dos décadas. A los 31 años tuvo el valor de contar su historia.

Luego de 20 años, un hombre fue condenado a cadena perpetua por mantener secuestrada a su hijastra. Durante todo ese tiempo abusó sexualmente de ella y se convirtió en el padre de sus nueve hijos. El hecho ocurrió en Estados Unidos.

El rapto, por parte de Henri Michelle Piette, fue en el año 1997 en la ciudad de Poteau, Oklahoma (Estados Unidos). La niña, de nombre Rosalynn McGinnis tenía, en ese momento, 12 años de edad. El hombre se llevó a la menor a México y viajaba cada cierto tiempo al país norteamericano para que la policía no sospechara de lo que había hecho.

PUEDES VER Encuentra a conductor de Uber abusando de su hija tras rastrear el GPS

Días antes, la madre de Rosalynn se divorció de Piette por maltrato. La separación enfadó al hombre, por lo que secuestró a la niña de la escuela y se llevó a sus otros tres hijos. A los 13 años la obligó a casarse con él en un matrimonio ilegal. Durante 19 años la pequeña sufrió de abuso sexual. Además de ello, tuvo nueve hijos de este hombre. A los 15 años, aquella jovencita dio a luz a su primer hijo. 

Fue en el año 2016 que Rosalynn se armó de valor y escapó del lugar donde estaba en México. La mujer relató lo que había ocurrido al diario KHBS en Estados Unidos.

"Estaba asustada y tan confundida, ni siquiera sabía lo que estaba pasando", contó la víctima.

"Si miro atrás y veo lo que me ocurrió, ni siquiera entiendo cómo alguien puede hacerle algo así a un niño. Lo que él me hizo a mí", añadió McGinnis.

La mujer dijo a People TV que el tiempo que estuvieron viviendo en México, el hombre la violaba todos los días, la golpeaba con rifles, con bates de béisbol, botellas de cristal y tablas de madera. Más de una vez, le rompió los huesos.

henri

Henri Michelle Piette, detenido por secuestro y violación. Foto: People. 

Rosalynn McGinnis explicó que constantemente mendigaba en la calle para poder alimentar a sus hijos, pues su agresor se gastaba todo el dinero en alcohol y drogas.

McGinnis pudo conseguir el número de Centro Nacional de Niños Perdidos y Explotados del país latino, y pudo contactar con la embajada de Estados Unidos para denunciar a su padrastro.

La semana pasada Piette fue condenado a cadena perpetua por secuestrar y abusar de una menor de edad. Rosalynn estuvo cautiva durante dos décadas en países como: Texas, Montana Idaho, Nuevo México, Arizona y México. El abusador regresó a Oklahoma y obligó a la mujer a escribir cartas para hacerle saber a la Policía de Estados Unidos que no había abandonado el estado.

"La víctima sufrió horribles abusos durante dos décadas por parte del acusado. Su coraje le permitió escapar y rescatar a sus niños y permitió a los investigadores y a los fiscales buscar justicia para ella", exclamó Brian J. Kuester, que ejerce como Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito Este de Oklahoma. 

"Finalmente, su coraje terminó con la tiranía. Sé que este veredicto no puede curar las innumerables heridas infligidas por el acusado, pero debería evitar que inflijan más", añadió J. Kuester.

Video recomendado