Investigadores confirman que los agujeros negros se evaporan poco a poco

Bruno Cueva
2019 M06 12 | 14:34 h

Stephen Hawking no estaba equivocado, pues en 1974 había expuesto esa posibilidad. La ciencia astronómica abre nuevos horizontes con impresionante descubrimiento.

El celebérrimo físico británico Stephen Hawking predijo en 1974 que los agujeros negros emiten partículas en toda su etapa de existencia hasta que se esfuman. Esta posibilidad fue corroborada por científicos del Instituto Technion de Tecnología de Israel, comandados por el físico Jeff Steinhauer, a través de un artículo publicado en la revista Nature.

Hawking, estudioso que falleció a los 76 años víctima de una esclerosis lateral amiotrófica, señaló que, a pesar de sus nombres, estos centros de gravedad que no dejan escapar ni a los fotones no son precisamente negros, porque emiten energía —llamada también 'Radiación de Hawking'— y despojan su masa.

PUEDES VER Científicos se sorprenden al descubrir una descomunal masa metálica en la Luna

Esta idea fue compartida en 1973 por los científicos rusos Yákov Zeldóvich y Alekséi Starobinski, cuando el genio británico visitó Moscú. Ellos le contaron que según la mecánica cuántica, los agujeros negros en rotación deberían crear partículas surgidas del horizonte de sucesos, la superficie esférica (o imaginaria) que rodearía al monstruo espacial.

Jeff Steinhauer y sus colegas completaron lo que en un principio Stephen Hawking quería averiguar. Por ello, el equipo de científicos fabricó un agujero negro virtual con ondas de sonido dentro de un laboratorio especializado.

PUEDES VER La NASA encuentra en Plutón posibles evidencias de vida extraterrestre

De acuerdo a ABC Ciencia, si bien es un avance grande para la astronomía mundial, aún no se conseguir hallar tal medición en un agujero real porque la radiación es demasiado débil. 

"En la frontera de un agujero negro, donde la gravedad es extrema, puede suceder que esos pares de partículas (se refiere a la virtuales, hechas en laboratorio de materia y antimateria) se separen, una absorbida por el agujero, la otra lanzada a toda velocidad al espacio", explicó el portal de divulgación.

"La partícula que es absorbida tiene energía negativa, lo que reduce tanto la energía como la masa del agujero", prosiguió. Este motivo desencadenaría que cuantas más partículas negativas absorba el campo gravitatorio, más energía perderá y, al final, se evaporará al cien por ciento.