Niño adquirió rara enfermedad sin tratamiento y lo cura con dos tazas de café al día

Jose Senepo
2019 M06 12 | 11:56 h

Sufría de una dura enfermedad que no le permitía desarrollarse como los niños de su edad. Sin embargo, descubrió en el café su cura. 

En Francia, un niño de 11 años pudo superar gracias al café una enfermedad que había sido descrita como "rara y sin tratamientos conocidos" por los médicos que la abordaron.

Los padecimientos constaban de movimientos incontrolados de sus brazos, piernas y rostro "de manera exacerbada" que le impedían al menor desarrollar sus actividades cotidianas como cualquier otro niño.

El caso fue presentado en la revista 'Anales de la Medicina Interna', en Francia.

PUEDES VER Vuelven a alimentar Vincent Lambert horas después de que ordenaron dejarlo morir

Según reporta la agencia AFP, se trataba de un tipo de disquinesia relacionada con el gen ADCY5, que se manifiesta en la realización de movimientos anormales.

Emmanuel Flamand-Roze, describió que por esta enfermedad el niño no podía realizar actividades típicas de su edad debido a esta disquinesia.

Además, agregó que esta es una enfermedad tan rara de la cual los médicos no conocen el número exacto de casos ni tienen un tratamiento para remediarla.

Intentando darle una solución a su problema, Emmanuel Flamand-Roze describe que le recetaron al niño café. Esto debido a que otros pacientes habían reportado que les aliviaba síntomas similares. 

PUEDES VER El ébola ha cobrado la vida de más de 1 200 personas en República Democrática del Congo

"Cuando el menor comenzó a tomar dos cafés expresos diarios, los síntomas de la disquinesia desaparecieron", explicó el médico en esta publicación muy popular en Francia.

Los padres pudieron comprobar cómo es que el café hacía efecto sobre los síntomas de su hijo. Sin embargo, en una oportunidad compraron por error una variante descafeinada y los movimientos regresaron.

Cuando remediaron ese error, la disquinesia relacionada con el gen ADCY5 volvió a desaparecer.

La ciencia describe que este efecto del café se explica con el hecho de que la cafeína reduce la actividad excesiva de la proteína ADCY5, que controla los movimientos.