Número dos del chavismo pide a Canadá no meterse en asuntos de Venezuela

La República
7 06 2019 | 17:32h

Cabello respondió a la ministra de Canadá luego que esta asegurara que Cuba que interceder para encontrar una salida a la crisis en Venezuela

El número dos del chavismo, Diosdado Cabello, pidió este viernes a Canadá que no se meta en los asuntos de Venezuela, después de que la canciller canadiense animara a Cuba a participar en la resolución de la crisis venezolana

"Canadá es un país hostil contra Venezuela", "hace lo que le diga Estados Unidos" y "no tiene nada que meterse en Venezuela", declaró durante una rueda de prensa en La Habana, donde realiza una visita. 

PUEDES VER Maduro ordena abrir frontera con Colombia: "Somos un pueblo de paz"

Cabello respondió así a la ministra canadiense de Relaciones Exteriores, Chrystia Freeland, que había afirmado horas antes que Cuba tenía "un papel que desempeñar" para encontrar una salida pacífica a la crisis en Venezuela

Freeland hizo esas declaraciones durante la visita en Canadá de su homólogo cubano, Bruno Rodríguez, un día después de una reunión del Grupo de Lima en Guatemala.

Esa instancia, integrada por una docena de países latinoamericanos y Canadá, busca una solución a los problemas económicos, migratorios y políticos de Venezuela desde 2017.

Sus países miembros "reiteraron su apoyo" a Juan Guaidó, el opositor del presidente Nicolás Maduro al que más de 50 países consideran como el mandatario legítimo de Venezuela.

"Todos sabemos que el Grupo de Lima no haría nada para tratar de resolver la crisis venezolana", afirmó Diosdado Cabello, que también atacó a la oposición de Venezuela.

"No hay en la historia de Venezuela un peor momento político para la oposición venezolana", que "está dividida, desolada", dijo, asegurando que hasta "Estados Unidos está reconociendo ahora que se equivocó con sus socios" en el país latinoamericano. 

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y presidente de la Asamblea Nacional Constituyente, llegó el jueves a La Habana para coordinar con las autoridades locales la estrategia común en el Foro de Sao Paulo, que reunirá a los partidos izquierdistas latinoamericanos en julio en Caracas. 

El gobierno cubano rechazó el jueves las nuevas restricciones impuestas por Estados Unidos sobre los viajes a la isla y reafirmó su solidaridad con el gobierno de Venezuela, de la que es el principal aliado político y el mayor proveedor de petróleo. 

La administración estadounidense de Donald Trump afirma que el apoyo militar de Cuba es lo que sostiene a Nicolás Maduro en el poder, y presiona a la isla para que cese ese sostén. Pero La Habana niega la existencia de personal militar suyo en Venezuela y afirma que los 20.000 médicos y maestros que prestan servicios en ese país no serán retirados.

Agencia: AFP. 

Video Recomendado