Contaminación por plásticos afecta a la bacteria que nos ayuda a respirar

La República
27 05 2019 | 12:00h

Los aditivos químicos que contienen los plásticos desperdigados en los océanos estarían limitando el aire que respiramos, según un estudio científico en Australia.

Las bacterias Prochlorococcus son los organismos que producen hasta el 10% del oxigeno en el aire que respira la humanidad. Es el organismo fotosintético más común en la Tierra y, según un estudio científico en Australia, está siendo afectado por la masiva contaminación por plásticos que tiene lugar en el océano, el ecosistema donde habita. 

El estudio científico realizado por un grupo de investigadores publicada en Communications Biology obtuvo como principal conclusión esta preocupante realidad. Los investigadores estaban interesados en el efecto de los químicos que expulsan los plásticos cuando ya están desperdigados en el océano.

La causa del daño que están sufriendo estos organismos reside en los múltiples aditivos que se añadan durante la fabricación de los plásticos para mejorar su rendimiento o su vida útil, como los disolventes, estabilizadores, antioxidantes o antimicrobianos.

PUEDES VER: China dispara nivel de emisiones de CFC, peligroso gas que destruye capa de ozono

En un laboratorio, el grupo de investigadores expuso a dos tipos de estas bacterias de diferentes profundidades en el océano a dos productos de plástico que suelen ser los más comunes: bolsas como las que se usan en supermercados y esterillas de PVC, usados en cortinas, individuales de mesa, etc.

Gracias a esta prueba, los investigadores observaron 5.799 aditivos (orgánicos e inorgánicos) presentes en ambos productos. Alguno de los componentes encontrados fueron zinc, manganeso, níquel y cobre, informó eldiario.es.

Asimismo, descubrieron que todos estos químicos dañaban el crecimiento y las funciones de las bacterias, alteraban sus genes y afectaban la cantidad de oxígeno que producen. “Nuestros datos muestran que la contaminación por plásticos puede estar teniendo impactos más allá de los conocidos en las aves o en las tortugas. Si de verdad queremos entender el impacto global de la contaminación por plásticos en el entorno marino y encontrar la forma de mitigarla, necesitamos considerar su efecto en los microbios fotosintéticos”, explicó Sasha Tetu, investigadora en la Universidad de Macquarie (Australia) y autora principal del estudio.

PUEDES VER: Debido al cambio climático, el alimento de los peces emigra hacia el norte del planeta

A pesar de que antes se dio a conocer el impacto económico de la polución marina, que supone la cifra de 13 000 millones de dólares, no se ha tomado en cuenta que los peces no son los únicos afectados por la contaminación por plásticos.

En las últimas décadas, la producción de plástico ha aumentado exponencialmente, algo que va de la mano con otros factores que contribuyen al calentamiento global: la explotación masiva de los combustibles fósiles y el aumento de los gases de efecto invernadero en la atmósfera. Se trata de una situación que se torna insostenible para las siguientes generaciones.

Resulta contradictorio el hecho de que el ser humano sea responsable de la contaminación que daña a al organismo que producen el aire que respiramos. Otra prueba de la autodestrucción de la humanidad.

 

Video Recomendado