Primera imagen del bebé de Marlen Ochoa, arrancado del vientre de su madre asesinada

Estefany Lujan
2019 M05 22 | 18:32 h

Esperanza. Marlen Ochoa fue estrangulada por sus captores, apenas falleció le abrieron el vientre para arrancarle al bebé, en Chicago, EE. UU. Aunque el menor tiene daños cerebrales su padre se niega a desconectarlo.

El bebé de Marlen Ochoa abrió sus ojitos a pesar de estar en estado crítico y con el cerebro inactivo. Ello le brinda esperanzas a la familia de la joven de 19 años que fue estrangulada con el objetivo de arrancarle al neonato de su vientre de casi nueve meses, en Chicago, Estados Unidos.

Por ello, el padre del bebé, Giovanni López, se niega rotundamente a desconectar a hijo. El abrazó por primera vez a Yovanni Jadiel este domingo, fue entonces cuando el infante abrió los ojos. Una escena inolvidable para el viudo.

Bebé de Marlen Ochoa

Bebé de Marlen Ochoa abrió sus ojos por primera vez y su padre se niega a desconectarlo. Foto: Facebook Cecilia García

PUEDES VER: Marlen Ochoa: 19 años y asesinada para arrancarle al bebé que llevaba en su vientre 

Este recién nacido que protagoniza un crimen que horroriza a Chicago, Estados Unidos, fue arrancado del vientre aún tibio de su madre el pasado 23 de abril, cuando Marlen Ochoa salió de su casa rumbo al suburbio de Scottsdale, atraída por la promesa de obsequios para el bebé que ya pronto iba a nacer.

Cecilia García, pastora y portavoz de la familia de Marlen Ochoa, dijo a Efe que Giovanni López tiene esperanza de que el bebé pueda de alguna manera recuperarse.

"El quiere explorar todas las opciones antes de tomar alguna decisión (definitiva)," dijo este martes García.

"Como otros, todos nosotros somos motivados por la fe, nosotros tenemos fe y su padre y el resto de la familia cree que el pequeño se va a recuperar.

PUEDES VER: Marlen Ochoa llegó a casa donde fue estrangulada por falsa promesa de regalos para su bebé

La obsesión con los bebés de una de las asesinas de Marlen Ochoa

Marlen Ochoa debía dar a luz el pasado 5 de mayo, pero su bebé le fue arrebatado de su vientre por Clarisa Figueroa, de 46 años, y su hija de Desiree, de 24 años. Ambas enfrentan cargos de homicidio en primer grado por la muerte de la joven latina, según las investigaciones policiales.

También se halla implicado Piotr Bobak, el novio de 41 años de Clarisa. A él lo acusan de haber ayudado con el ocultamiento del asesinato

Marlen Ochoa

Desiree Figueroa, Piotr Bobak y Clarisa Figueroa (en ese orden) son los detenidos por el homicidio de Marlen Ochoa. Foto: Composición

Una vez que Marlen Ochoa llegó a la casa de las acusadas ellas la estrangularon con un cable eléctrico en la sala de su casa. Luego, abrieron su vientre con un cuchillo y extrajeron al bebé.

El cadáver de la joven fue hallado en el jueves 16 de mayo en el mismo predio del suburbio de Scottsdale donde había sido asesinada. Ellos desecharon el cuerpo en un basurero ubicado en el patio trasero de la vivienda de las Figueroa.

"Clarisa tomó un cuchillo y cortó el vientre de la víctima de lado a lado para después remover el cordón umbilical, la placenta y el bebé del interior (…) después pusieron la placenta y al niño en una cubeta con el cordón umbilical colgando", detalló el fiscal.

Un año antes del asesinato, Clarisa empezó a decir a sus familiares que volvería a ser madre. Incluso les mostró un ultrasonido que había sacado de internet.

Su cómplice e hija se sorprendió, ya que sabía que a su madre le habían ligado las trompas unos años atrás. Así, poco a poco le fue revelando su plan, al punto de confesarle que sería madre otra vez a cualquier costo, aunque tuviera que matar para conseguirlo.

El hijo de 20 años de Clarisa Figueroa había muerto recientemente en un accidente; ella estaba devastada y obsesionada con la idea de criar a un bebé nuevamente. Marlen Ochoa se convirtió en víctima de sus delirios.

Clarisa quería tener al bebé a como de lugar para el 10 de mayo, ya que en esa fecha algunos países celebran el Día de las Madres. Por ello, urdió su plan cuatro meses antes y se suscribió a un grupo de Facebook de mamás y empezó a preguntar quién daría a luz en mayo.

Una vez que ubicó a su víctima, le ofreció ropitas y regalos para el bebé con el fin de tenderle una trampa mortal.

PUEDES VER: Detrás del crimen: ellos son los presuntos asesinos de Marlen Ochoa [VIDEO]

El incierto futuro del bebé de Marlen Ochoa

El pequeño Yovanni Jadiel se halla internado en el hospital Advocate Christ. Allí, según el centro de salud, los médicos han hecho todo lo posible por atender correctamente al recién nacido.

Sin embargo, la Oficina del Sheriff del Condado de Cook está insatisfecha con el procedimiento del hospital, que no avisó del caso hasta el 9 de mayo.

Según la investigación policial, Clarisa Figueroa hizo una llamada al teléfono de emergencia 911 para avisar que el bebé  tenía problemas para respirar, tras lo cual fue transportado en estado crítico a un hospital cercano donde se encuentra en cuidados intensivos y con daños cerebrales.

Desiree Figueroa declaró a los agentes que su madre había dado a luz al bebé, aunque luego las pruebas de ADN confirmaron que el recién nacido es hijo de la víctima, y de su esposo, Yovani López.

Pero al parecer el hospital no informo al Departamento de Servicios de Infantes y Familiares.

Una ley existente ordena que se reporte cualquier abuso a un infante. La Oficina del Sheriff del Condado Cook dijo este martes que va a examinar el caso para averiguar si alguien no siguió el protocolo ordenado por esa ley.

El adiós a Marlen Ochoa 

El funeral de Marlen Ochoa, quien ha recibido grandes muestras de apoyo por la severidad del caso, será el 25 de mayo en la Funeraria Mount Auburn, en el suburbio de Stickney, Illinois, aledaño a esta ciudad.

El impacto de este caso, con una amplia cobertura de prensa, inspiró al artista hispano Milton Coronado a pintar un mural en honor a Marlen Ochoa en el barrio de Pilsen, en Chicago.

Marlen Ochoa

Mural en honor a Marlen Ochoa. Foto: Difusión

Fuentes: Efe, Univisión, BBC