Hombre que estaba inhabilitado para conducir atropelló a una niña

La Republica
Leonela Ludena

Sujeto fue condenado a tres años de cárcel en Reino Unido por conducir cuando estaba inhabilitado y causar lesiones graves a una niña de 6 años tras atropellarla.

El atropello de una niña de 6 años ha causado indignación en Cardiff, Reino Unido. Y es que el causante del hecho fue un hombre que estaba inhabilitado para conducir. 

Ashley Evans, de 28 años, arrastró a una niña que gritaba, luego de caerse de su scooter y la dejó con la clavícula, pelvis y piernas fracturadas.

PUEDES VER Madre enfrenta juicio por advertir a vecinos sobre presencia de pedófilo en su barrio

El hecho quedó registrado por cámaras de seguridad y en las imágenes se puede ver a la menor en medio de la pista sin poder levantarse, luego que se había caído de su scooter. En ese momento, aparece Ashley Evans y le pasa su auto por encima arrastrándola por algunos metros.

Al sentir el impacto, Ashley Evans detuvo su auto y de inmediato se le acercó un hombre que había presenciado todo y le explicó lo que había hecho. Ambos, se asomaron por debajo del vehículo para ver a la menor.

Lo más indignante del hecho es que el hombre estaba inhabilitado para conducir y al ver lo que había hecho, avanzó su vehículo y se retiró del lugar como si nada hubiese pasado.

Al ser interrogado por las autoridades de Reino Unido, Ashley Evans dijo: "Pensé que había atropellado un scooter porque sentía metal contra metal".

La menor fue llevada a un hospital de Cardiff, Reino Unido y se reportó que tenía fracturas en la clavícula, la pelvis, ambos huesos del muslo y la parte inferior de la pierna derecha.

PUEDES VER Estudio advierte que los hombres jóvenes tienen menos sexo que en épocas pasadas

Por ello, tuvo que ser operada al día siguiente y se le colocó un yeso. Ella permanece hospitalizada y no se sospecha que tenga lesiones en la cabeza o columna, pero aún viene siendo monitoreada.

Evans se entregó en la estación de policía de Cardiff, luego de ser contactado por los oficiales. Fue arrestado y confirmó que era él quien conducía el auto en ese momento.

El acusado dijo a la policía de Reino Unido que no se dio cuenta hasta que salió del auto y vio a una niña debajo y luego abandonó la escena porque "entró en pánico", sabiendo que era un conductor descalificado.

Tra ello, Ashley Evans fue encarcelado por tres años y fue descalificado para conducir por cinco años. Debe pasar una re-prueba extendida antes de que se le permita estar detrás del volante nuevamente.