Científicos revelan que los gorilas también se afligen por sus muertos

La República
h

Observaciones de un estudio científico en dos países africanos revelan que cada vez más especies de animales tienen comportamientos similares a los humanos. 

Como parte de un estudio científico, investigadores encontraron en tres oportunidades a grupos de gorilas reunidos alrededor de los cuerpos de miembros que habían muerto. Estos hallazgos se llevaron a cabo en Ruanda y República del Congo.

Amy Porter, la investigadora principal, manifestó que en los tres casos, “casi todos se sentaron en silencio alrededor del cuerpo y lo miraron fijamente”.

“Muchos también olfatearon, picaron, lamieron y arreglaron a los fallecidos”, agregó.

PUEDES VER: ¿Cómo reapareció un ave que se extinguió hace más de 130 000 años? [FOTOS]

En relación a la idea que se tiene de que los animales son meramente instintivos e incapaces de desarrollar sentimientos como los humanos, gracias a este estudio científico, Porter asegura que esta “fue una evidencia convincente de que hay más en juego con las percepciones de muerte de los animales de lo que a menudo se tiene en cuenta”.

En dos de los casos, los animales que pasaron la mayor parte del tiempo con el fallecido estaban relacionados o en una relación cercana, según informó The Daily Mirror.

Para la investigadora, estas observaciones sugieren que los humanos no son los únicos con la capacidad de afligirse.

PUEDES VER: Oso cae a precipicio al tratar de escapar de cazadores [VIDEO]

“Un hijo pequeño mostraba su duelo al tratar de amamantar a su madre muerta a pesar de haber sido destetado. Un macho dominante que había compartido una estrecha relación con un gorila muerto decidió dormir con el cadáver”, comentó Porter.

Para los investigadores, estos comportamientos resultan muy peculiares, pues los animales suelen saber qué situaciones son riesgosas para la salud, e inspeccionar de cerca un cadáver es una de esas situaciones.

No es la primera vez que se descubren estos comportamientos en animales. Los elefantes también demostraron tener un periodo de duelo cuando un miembro de su grupo fallece.