Google rompe con Huawei tras decreto de Trump

Presidente de Estados Unidos Donald Trump prohibió que empresas del país usen equipos de compañías extranjeras, un decreto clave que devino en el veto de Google al gigante chino Huawei

Presidente de Estados Unidos Donald Trump prohibió que empresas del país usen equipos de compañías extranjeras, un decreto clave que devino en el veto de Google al gigante chino Huawei

El presidente de Estados UnidosDonald Trump, prohibió el miércoles que empresas de su país usen equipos de comunicación de compañías extranjeras vistas como riesgosas para la seguridad nacional, una medida que parece apuntar a China en plena tensión comercial con Pekín.

Donald Trump declaró una "emergencia nacional" para emitir el decreto, que aplica en particular al gigante chino Huawei, en la mira de las autoridades estadounidenses desde hace tiempo.

El gigante de Internet Google no dará acceso a la empresa tecnológica china Huawei a las nuevas versiones de Android, ni a la tienda Play Store ni a Gmail. Todo ocurre tras el veto del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que encabeza en su país una guerra comercial contra China.

La suspensión de los negocios de Google con Huawei abarca a los que requieran la transferencia de productos de hardware y software, excepto los cubiertos por licencias de código abierto. Así lo informó una fuente cercana a la empresa a la agencia de noticias Reuters, en un nuevo revés a la firma tecnológica china.

Donald Trump dijo que tomaba la decisión para proteger al país "de los adversarios extranjeros que están creando y explotando cada vez más las vulnerabilidades de la infraestructura y los servicios de tecnología de la información y las comunicaciones en Estados Unidos".

Para Pekín, se trata por el contrario de una maniobra desleal que distorsiona la competencia.

El decreto de Donald Trump asegura responder a "actos maliciosos favorecidos por internet, incluido el espionaje económico e industrial en detrimento de Estados Unidos y su población". 

Esta es la medida más severa tomada por el gobierno de Donald Trump contra el sector de la tecnología chino, que está en rápida expansión, particularmente en los mercados emergentes de África, América Latina y Asia.

El desafío tecnológico domina actualmente la rivalidad comercial entre Pekín y Washington. 

Las dos primeras economías del mundo están en conflicto con la imposición mutua de aranceles cada vez más altos, desde que Donald Trump inició las hostilidades al hacer de China un objetivo clave de su campaña presidencial de 2016.

Caballo de Troya

"Este gobierno hará lo que sea necesario para mantener a Estados Unidos seguro y próspero", dijo este miércoles la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

Ante la posibilidad de que Trump emitiera un decreto así, las autoridades chinas ya habían denunciado un abuso de poder de parte de Washington con el fin de eliminar a las empresas chinas del libre juego de la competencia.

"Hace algún tiempo que Estados Unidos abusa de su poder para desacreditar deliberadamente a las compañías chinas y hacerlas retroceder a toda costa, lo que no es justo ni respetable", dijo Geng Shuang, un portavoz de la diplomacia china.

El funcionario acusó a Washington de recurrir al "pretexto de la seguridad nacional" para evitar que las compañías chinas inviertan y ganen participación de mercado en Estados Unidos.

Agencia AFP.

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO