Activistas a favor de Maduro aseguran que no saldrán de Embajada de Venezuela

"No vamos a acatar la orden", dijo el activista estodounidense 'chavista', Kevin Zeese, quien está dentro de la Embajada de Venezuela

"No vamos a acatar la orden", dijo el activista estodounidense 'chavista', Kevin Zeese, quien está dentro de la Embajada de Venezuela

La noche de este viernes, la Policía de Estados Unidos se presentó en la Embajada de Venezuela en Washington D.C para desalojar a activistas a favor de Nicolás Maduro, quienes se encontraban dentro de la sede diplomática, de manera ilegal.

Sin embargo, las cuatro personas que decidieron permanecer dentro de la Embajada de Venezuela, dijeron que planean quedarse allí.

"No vamos a acatar la orden. Es ilegal", dijo el activista Kevin Zeese a reporteros de Washington D.C desde la ventana del segundo piso del edificio de la Embajada de Venezuela.

Agregó que tienen suficiente alimentos y agua para continuar con la protesta en Estados Unidos.

Los activistas que aún habitan la Embajada de Venezuela en Estados Unidos aseguraron que Nicolás Maduro es el presidente legítimo de Venezuela, mientras que el país norteamericano y otros 50 países dice que la reelección del líder chavista es fraudulenta, por lo que reconocieron a Juan Guaidó como mandatario de la nación petrolera.

embajada

El embajador designado por Juan Guaidó para Estados Unidos, en Washington D.C, Carlos Vecchio, fue quien pidió ayuda a las autoridades para que los activistas a favor de Maduro desalojaran el edificio.

“Hasta tanto se hayan ido los intrusos, no se permitirá el ingreso de individuo alguno a la embajada” dijo el Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Una multitud de expatriados venezolanos que exige la expulsión de los activistas permanece frente al edificio, junto con una gran presencia policial.

Al principio, al menos 30 activistas entraron a la embajada, pero sus números se han reducido considerablemente. Carecen de electricidad desde la semana pasada.

embajada

El propósito de los activistas, que denuncian la existencia de un plan de golpe de Estado contra Nicolás Maduro, es impedir la entrada de los delegados del líder opositor venezolano Juan Guaidó y custodiar el recinto tras la salida de los últimos diplomáticos venezolanos el 24 de abril.

"Todavía estamos acá, hoy es otro día en el que Guaidó no es presidente y Maduro sí. No me importa que me arresten", dijo por la ventana antes de las 21: 00 h, Kevin Zeese, codirector de la organización Resistencia Popular, envuelto en una manta. 

Las autoridades notificaron a los activistas que tenían que salir del edificio, según indicó el lunes Rafael Alfonso, encargado de operaciones de la delegación de Carlos Vecchio, el representante de Juan Guaidó a quien Washington reconoce como embajador. 

Te puede interesar

CONTINÚA
LEYENDO