Fue abandonado en aeropuerto y 33 años después encuentra a su familia

La República
14 May. 2019 | 16:32h

Tras quince años de búsqueda, Steve Hydes de Londres, anunció en Facebook que encontró a sus padres biológicos con la ayuda de genealogistas y pruebas de ADN.

Steve Hydes es conocido como Gary Gatwick por el oso de peluche que es la mascota del terminal aéreo de Gatwick, ubicado en Londres, donde fue hallado por una empleada el 10 de abril de 1986. Tan solo tenía diez días de nacido y el hecho fue difundido por diferentes medios de comunicación. Ahora su historia fue contada en Facebook

Durante algunos años tuvo apariciones en periódicos y programas de televisión donde hacía el intento de buscar a sus padres. Incluso, la cadena de televisión BBC three realizó un documental con su historia. El caso ahora ha tomado revuelo en Facebook.

PUEDES VER: Facebook: Difunden emotiva ilustración en honor a las niñas asesinadas en Andahuaylas

Hace unos días, anunció a través de Facebook que encontró a sus padres, gracias a la ayuda de genealogistas que iniciaron la búsqueda hace 15 años.

Steve fue adoptado por una familia, actualmente se encuentra casado y quiso encontrar a sus padres biológicos para que pudieran conocer a sus hijos. Asegura que no está “enojado” por lo que pasó.

Steve Hydes

“Después de 15 años de búsqueda, hemos sido capaces de rastrear y confirmar mi familia de nacimiento”, escribió el Sr. Hydes en Facebook.

Sin embargo, pese a que logró hallar a su padre y hermanos, desafortunadamente se enteró que su madre biológica falleció por causas desconocidas.

PUEDES VER: Facebook aumenta sueldo a sus revisores de contenidos

Aún conserva todo lo que tenía cuando lo encontraron en un estante debajo del lavabo, la ropa que llevaba y el oso ‘Gary Gatwick’, que le fue entregado por el personal del aeropuerto. La fotografía se puede ver su publicación de Facebook.

A través de sus años de búsqueda, Hydes afirmó que no estaba enfadado por lo que había pasado y que creía que sus padres tuvieron una “muy buena razón” para actuar como lo hicieron. Ahora espera que su historia genere conciencia y evite el abandono de otros bebés.