Hombres se unen contra violencia sexual en el país donde violan a 48 mujeres cada hora

Estefany Lujan
12 05 2019 | 10:05h

Crisis de la masculinidad en la República del Congo, África. Allí, una mujer que tiene independencia económica representa una amenaza que lleva a los hombres a a la desesperación.

"La causa de la violencia sexual es el poder y la posición que los hombres congoleños siempre han querido mantener", sentencia una especialista de la ONG Red de Hombres del Congo sobre el alto índice de violencia que padece el país en el que, aproximadamente, 48 mujeres son violadas cada hora, según estudio del American Journal of Public Health.

Según la BBC, los expertos atribuyen la crisis de violencia sexual a un pasado siniestro en el que los grupos de milicias rivales utilizaron el abuso y la esclavitud sexual como arma de guerra.

PUEDES VER: “Sus partes íntimas son destrozadas”: la atroz realidad de la prostitución infantil en África [VIDEO]

Sin embargo, para Ilot Alphonse, confundador de la ONG Congo Men's Network (Red de Hombres del Congo) la violencia sexual no se debe reducir al contexto de un conflicto armado, pues considera que la causa principal de esta problemática social se halla en la idea preconcebida del género masculino, que considera que las niñas son especie de súbditos que deben estar dispuestas a "tener relaciones sexuales todo el tiempo".

Danielle Hoffmeester, del Instituto para la Justicia Social y la Reconciliación (IJR) en Sudáfrica, está de acuerdo. Y considera que el rompimiento de las estrictas reglas de la masculinidad tradicional africana también desencadena la ola de violencia sexual.

El papel proveedor del hombre en la sociedad africana

El machismo enquistado en diversas sociedades del mundo consideran que la virilidad de un hombre está determinada en su capacidad de proveer. Ante un fracaso, estos hombres reaccionan de formas tóxicas y violentas.

Además, durante siglos, ellos fueron educados con ideas claramente definidas de su rol: fuerza, indiferencia emocional, protección y proveedor.

La evolución de los roles de género involucra la independencia financiera de las mujeres, por un lado. Por el contrario, los hombres se han visto inmersos en sociedades en crisis donde el nivel de desempleo va en aumento, situación que les impide vivir de acuerdo a esos ideales tradicionales, que las sociedades modernas se empeñan en desechar.

PUEDES VER Mujer permitió que violaran a su propia hija hasta embarazarla: quería extender su familia

El testimonio de Moises Bgwiza puede aclarar este panorama. Él golpeaba a su esposa y la violó cuando descubrió que ella había ahorrado dinero, secretamente, para los gastos del hogar gracias al apoyo de una organización local de mujeres.

"Pensé que me pertenecía", asegura. "Pensé que podía hacer lo que quisiera con ella. Cuando volvía a casa y ella me preguntara algo, la golpeaba", admitió.

El involucramiento de los hombres en las soluciones a la violencia de género

Illot Alphonse confiesa que en el pasado él fue perpetrador y víctima de violencia. Narra que lo golpearon en la escuela, en su casa e, incluso, organizaban sesiones de lucha en su pueblo.

Él señala que internalizó la violencia y esta se convirtió, más adelante, en una de sus principales formas de comunicación. Además, que las iniciativas que buscan combatir la violencia sexual en África se centran, típicamente, en las mujeres y suelen excluir a los hombres por su rol de perpetradores.

Alphonse considera que este método solo aborda los síntomas en lugar de las causas fundamentales de la violencia sexual.

"Tenemos que involucrar a hombres y niños que son parte del problema, para que tengan un espacio para cambiar las cosas porque tienen influencia en la comunidad", propone.

PUEDES VER Pasó 30 años en la cárcel por una violación que no cometió, salió y abusó de una mujer

Pero, su idea no solo quedó en propuesta, puesto que él y sus colegas crearon la Baraza Badilika (Círculo de cambio, en español), una versión moderna de antiguos espacios de reunión donde los hombres se juntaban para resolver los problemas de la comunidad e iniciar a los niños a la virilidad.

Mientras que la tradición solo otorgaba poder a los hombres, en esta nueva Baraza Badilika son las mujeres quienes tienen los roles de liderazgo.

El involucramiento de los varones y el liderazgo de las mujeres

Según Alphonse, las mujeres dicen que sus esposos cambiaron después de asistir a los talleres de la Baraza Badilika.

Estos talleres son supervisados por un facilitador hombre y una mujer, quienes utilizan películas, libros ilustrados y sesiones de psicodrama para "reconfigurar los cerebros" de los que ejercen violencia sexual.

"No es un cambio 100%, somos humanos, pero muchas cosas mejoraron dramáticamente. Ahora tenemos conversaciones y nuestra relación sexual mejoró mucho", admite Moises Bagwiza.

Video Recomendado