Despilfarro y contaminación: así destruye Amazon los millones de productos que no venden [VIDEO]

La República
11 05 2019 | 16:16h

Una investigación periodística reveló el despilfarro de la compañía de Estados Unidos. Además, organizaciones que protegen el medio ambiente criticaron la inminente contaminación que produce Amazon

Amazon, la compañía de Estados Unidos dedicada al comercio electrónico y servicios de computación en la nube, se encuentra envuelta en una polémica tras una investigación periodística que evidencia cómo destruye los productos que no logran vender.

Camiones de mercancías de Amazon, muchos de ellos todavía en sus embalajes, se tiran en vertederos en expansión o se incineran, produciendo severos daños al medio ambiente, pero sobre todo un escandaloso despilfarro.

PUEDES VER El fundador de Amazon quiere llegar a la Luna en la nave espacial ‘Blue Moon’ [VIDEO]

Un grupo de reporteros franceses se hizo pasar por trabajadores de Amazon y filmó en secreto en uno de los enormes almacenes de la compañía, llamado "zona de destrucción".

Allí descubrieron que el personal de Amazon cargaba juguetes impecables, equipos de cocina no usados ​​y televisores de pantalla plana para luego transportarlos a los basureros. Todo quedó registrado gracias a un dron.

La investigación se centró en la operación de Amazon en ese país, pero se entiende que la práctica también se sigue en Reino Unido. "Algunos se devuelven, pero otros también se destruyen", le dijo un gerente al reportero de Mail on Sunday que participó en la investigación.

Por su parte, un portavoz de la compañía aseguró que tienen convenios con organizaciones benéficas, “entre ellas In Kind Direct, que trabaja con organizaciones sin fines de lucro para distribuir productos a organizaciones benéficas en todo el Reino Unido".

En el documental, los jefes de la compañía explicaron cómo el gigante minorista les cobra a las compañías 22 euros por un metro de espacio para almacenar sus productos. Sin embargo, ese costo aumenta a 430 euros por el mismo espacio después de seis meses y 860 después de un año.

La crítica es sencilla y contundente. En un momento en que millones de personas luchan por llegar a fin de mes y pueden pagar lo esencial de todos los días, es escandaloso que los productos no utilizados simplemente se destruyan cuando podrían ser entregados a personas necesitadas.

En el documental de televisión, mostrado en el canal francés M6, los investigadores obtuvieron cifras oficiales de Amazon que mostraron que más de tres millones de productos nuevos fueron destruidos en Francia el año pasado.

PUEDES VER Amazon: Jeff Bezos presentó un increíble vehículo de aterrizaje lunar [VIDEO]

El gigante minorista cuenta con más de 300 denominados "centros de cumplimiento" en todo el mundo, cada uno del tamaño de diez campos de fútbol.

Zhongwang Zheng, jefe de una empresa de papelería china, contó cómo Amazon en Francia había destruido cientos de sus productos no vendidos y agregó que tenía productos en los almacenes de Amazon en el Reino Unido que también serían destruidos.

En 2017, Amazon casi redujo a la mitad su factura de impuestos del Reino Unido de 7,4 euros millones el año anterior a solo 4,5 millones, a pesar de que sus beneficios se triplicaron de 24 millones a 72 millones.

Craig Bennett, director ejecutivo de la organización Red Amigos de la Tierra, dijo: "Amazon ha sido criticada anteriormente por su desperdicio de empaque y la contaminación de las entregas, y ahora estamos viendo evidencia que sugiere que está eligiendo destruir productos perfectamente buenos también".

"La electrónica toma enormes cantidades de agua y recursos para producir y es responsable de las emisiones que destruyen el clima cuando se envían. El público se sentirá indignado por el comportamiento inútil y el desprecio temerario por el planeta", aseveró el activista del medio ambiente

El caso de esta compañía no es el único. El año pasado, la marca de moda de lujo Burberry había quemado más de 28 millones de euros en ropa, accesorios y cosméticos para evitar que se vendieran a bajo precio.

Los críticos calificaron la práctica de "el sucio secreto de la industria de la moda" e instaron a la compañía a que dejara de producir en exceso.

Video Recomendado