Frustrado por no poder sacarlo del poder, Trump apoda "galleta dura" a Maduro

La República
11 May. 2019 | 18:46h

Citando declaraciones de altos funcionarios de la Casa Blanca, el diario The Washington Post reveló cómo se encuentra el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tras la fallida Operación Libertad del 30 de abril.

Ambiente de fracaso en la Casa Blanca. El diario The Washington Post reveló el último miércoles que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se encuentra frustrado por su fallida estrategia para tumbar a su par Nicolás Maduro, cuyo régimen ha desbordado la crisis en Venezuela.

Fuentes de la residencia de Donald Trump y asesores informaron al mencionado medio que la mayor insatisfacción del mandatario estadounidense recae sobre los planes de su asesor de Seguridad nacional, John Bolton, quien le había asegurado que sería fácil derrocar a Nicolás Maduro, y que Juan Guaidó asuma el poder.

PUEDES VER Ejército liderado por jefe militar de EE. UU. ya está a disposición de Guaidó

En el artículo titulado “A frustrated Trump questions his administration’s Venezuela strategy” (“Un frustrado Trump cuestiona la estrategia de su gobierno para Venezuela”), un alto funcionario de Estados Unidos asegura que Donald Trump se quejó de la postura intervencionista de Bolton, quien quiso “meterlo en una guerra”.

También indican que el golpe de Estado fallido del 30 de abril fue un “débil juego de poder” por parte de Juan Guaidó y desde entonces Estados Unidos ha tenido un proceder más cauteloso respecto a su idea sobre una “rápida salida” de Nicolás Maduro.

La publicación reseña que cuestionó a su administración por el apoyo tan fuerte hacia Juan Guaidó y ha preguntado “si está listo para asumir el control” y sobre cuánto realmente se conoce sobre él.

PUEDES VER Guaidó asegura que "cooperación" militar extranjera no sería "intervención"

El diario señala, además, que Donald Trump apodó a Nicolás Maduro como "galleta dura" y que los asesores no deberían haberlo llevado a creer que el líder de Venezuela podría ser derrocado la semana pasada, cuando Juan Guaidó lideró las protestas masivas en las calles que resultaron mortales.

Un alto funcionario del Gobierno, al que el Post no identifica, aseguró que Donald Trump ha dicho en los últimos días que Bolton lo quiere meter "en una guerra", un comentario que ya ha hecho anteriormente en broma pero que ahora parece ocultar preocupaciones más serias.

Según los funcionarios citados por el diario, el plan de Bolton de fomentar deserciones en el círculo más cercano a Nicolás Maduro para presionarle funcionó, y aseguran que el gobernante venezolano duerme en un búnker, paranoico de que su gente de confianza lo traicione.

En una larga llamada con su colega ruso, Vladimir Putin, este le dijo a Donald Trump que la política que Washington ha mantenido en Venezuela ha consolidado a Nicolás Maduro en el poder, según el diario.

Ahora, los funcionarios del gobierno están convencidos de que la solución a la crisis venezolana pasa por un "largo recorrido" diplomático y el propio Donald Trump nunca ha creído que haya una solución rápida para este asunto.

No obstante todo esto, según dos altos funcionarios de la Administración, Bolton está seguro en su puesto de asesor de Seguridad Nacional y Donald Trump le ha encomendado que se centre en problema de Venezuela.