Niels Högel, enfermero alemán habría asesinado al menos 300 pacientes

La República
11 05 2019 | 07:53h

Admitió los asesinatos de 43 pacientes en Alemania, pero se sospecha que fueron más de 300 víctimas en los dos centros médicos donde trabajó.

En Alemania, tras más de una década de investigaciones, ha salido a la luz de la lenta masacre de pacientes en manos del enfermero Niels Högel, quien hasta ahora ha admitido 43 homicidios de personas bajo su cuidado. Sin embargo, las autoridades sospechan que hasta 300 pacientes pudieron haber muerto de su mano durante cinco años a partir del 2000.

Högel fue expulsado de la clínica principal de Oldennburg, donde, a pesar de las sospechas, no había sido incriminado. Fue así que llegó al hospital de Delmenhorst (Bremen), cuyo personal administrativo no fue informado de estos antecedentes. Allí continuó su macabra labor.

PUEDES VER: Mujer dijo que temía estar criando un asesino en serie y fue encontrada muerta en casa

Según informó el New York Times, durante varios años, las autoridades exhumaron más de 130 cuerpos en Alemania, Polonia y Turquía mientras trataban de delimitar el alcance de sus crímenes.

Hoy Högel, quien enfrenta su tercer juicio desde el 2006, cumple cadena perpetua por asesinar a dos pacientes y tener culpabilidad en el asesinato de otros cuatro.

En total, enfrenta cargos por matar a 100 pacientes más, 36 en la clínica de Oldenburg, y otros 64 en Delmenhorst, a 20 millas de distancia.

PUEDES VER: Depresión: cómo identificarla y qué hacer para afrontarla

Si bien Högel admitió haber matado a 43 personas, no ha descartado el asesinato a otras 52 y negó haber matado solo a cinco.

"Si es posible que en Alemania se puedan barrer más de 300 muertes en 15 años, ¿qué más es posible?", Dijo Christian Marbach, cuyo abuelo fue víctima del Högel.

Sin duda este caso plantea interrogantes con respecto a la impunidad con que operan los asesinos seriales en el país bávaro.

Frank, Lauxtermann, el único ex colega que declaró abiertamente que trabajaba con el asesino, dijo al Times que lo que protegió al sospechoso fue “la cultura de mirar a otro lado y mantener la cabeza baja”.

PUEDES VER: Salud mental en colegios, universidades y la Policía

El juez a cargo, Sebastian Bührmann, ordenó que se investigue a ocho de los antiguos colegas de Högel debido a la sospecha de que mintieron al tribunal o retuvieron pruebas en el actual juicio para encubrir fallas.

Asimismo, se ha revelado aparente negligencia por parte de las autoridades del hospital de Delmenhorst, por lo que se están realizando investigaciones criminales al respecto: dos médicos y dos enfermeras principales fueron acusados de homicidio.

Los excolegas de Högel en sus inicios como enfermero, destacaron la facilidad con que manejaba la presión ante situaciones de vida o muerte, por lo que era reconocido y recompensado. Sobre este hecho, los fiscales señalan que él creaba estas situaciones para que la vida o la muerte dependiera de él.

En las autopsias de los cuerpos exhumados se busca rastros de medicamentos utilizados para tratar los ritmos cardiacos irregulares, pero que pueden ser mortales en altas dosis.

PUEDES VER: Jóvenes con VIH y males psiquiátricos viven en riesgo

Perfil Psicológico

Karl-Heinz Beine, neurólogo alemán y médico jefe de psiquiatría en el Hospital St. Marien en Hamm, dijo que el enfermero parecía estar dominado por el narcisismo y la necesidad de llenar una profunda falta de autoestima.

Además, enfatizó en la falta de empatía de Högel cuando hablaba con las familias de las víctimas.

En los juicios previos, Högel recordó detalles cruciales respecto a algunas muertes, pero para otras se limitaba a decir: “No tengo memoria, pero no puedo descartar manipulación”.

Sin embargo, dos días después de su último juicio le mencionó al tribunal que se sentía “avergonzado” al leer los registros médicos de los pacientes.

“Todos y cada uno de los casos, incluso con solo leerlos (…) Lo siento infinitamente”, indicó.

PUEDES VER: Paciente psiquiátrica ingirió cepillo dental y vive con él desde hace 10 meses

Alarmante estadística

Según los registros, se observa que de 411 muertes en el hospital Delmenhorst durante los tres años que trabajó allí, 321 ocurrieron durante o justo después de los turnos del enfermero.

 

Video recomendado