Tenemos nuevo ancestro: primate de hace dos millones de años no es el más antiguo

La República
h

Se creía que el Australophitecus sediba era el ancestro de la humanidad, pero recientemente confirmaron que no contribuyó a la evolución del hombre.

Un estudio de la Universidad de Chicago (EE.UU.) sostuvo que el Australopithecus sediba o primate descubierto en Sudáfrica, apareció cuando ya existían otras especies del género Homo (que incluye al ser humano y sus parientes más cercanos), por lo cual pertenecía a una rama alterna que no contribuyó a la evolución del hombre.

Anteriormente, se aceptaba al A. sediba (primate) como principal predecesor de nuestro género, ya que sus restos fósiles más antiguos se remontan a cerca de 1,98 millones de años, lo que marcaría el tránsito del género australophitechus al Homo, del cual somos parte, tal como se dio a conocer en la siguiente nota:

PUEDES VER: Científicos confirman ‘eslabón perdido’ en la historia humana

Esta tesis se mantuvo aún después de que en el 2015 se hallara una mandíbula de entre 2,75 y 2,8 millones de años perteneciente a un individuo del género Homo, dado que se esperaba que aparezcan más vestigios del primate anteriores a los de ese Homo tan antiguo.

Los investigadores Andrew Du y Zeresenay Alemseged, demostraron, en su estudio publicado el pasado miércoles en la revista Science Advances, que existe una probabilidad casi nula de una eventual convivencia de ambas especies.

Por tanto, el ancestro más probable de los humanos es el Australophitecus Afarensis (descubierto en Etiopía), primate que precedió al Homo más antiguo y compartía algunos rasgos morfológicos.

PUEDES VER: Descubren restos del ‘Homo luzonensis’, nueva especie humana que obliga a replantear la evolución

Yohannes Haile-Selassie, del Museo de la Historia Natural de Cleveland (EE.UU.) se pronunció al respecto:

 “No tenía ninguna duda, ni tampoco muchos otros colegas en nuestro campo, de que el A. sediba no podía haber sido el antepasado del Homo, no solo porque el representante más antiguo conocido es 800.000 años mayor, sino también porque el A. sediba no tiene todas las características morfológicas que uno esperaría ver desde el primer Homo".

Yohannes, quien no colaboró en el estudio, precisa que, aunque el A. afarensis es nuestro ancestro más probable, eventualmente podría aparecer otro.