Hombre que se desnudó y se arrancó los ojos en Paraguay causa conmoción

La República
10 M05 2019 | 06:46h

Mientras caminaba por una concurrida calle de Ciudad del Este, en Paraguay , un hombre se sacó los ojos a vista y paciencia de todos. La noticia se difundió vía Facebook

Un sujeto de 35 años caminaba por las calles del este de Paraguay sin rumbo, desnudo y sucio por la contaminación de la ciudad. De pronto, el hombre que responde al nombre de Ugo Da Costa Jardim se quitó los ojos con sus propias manos, ya que aseguró que "veía fantasmas".

Con esta acción, Da Costa, de origen brasileño, planeaba llevar a su fin estas presencias que afrontaba a diario, las cuales le generaban gran terror y miedo. 

Inicialmente, intentó cortarse los genitales, pero optó por desprenderse de sus órganos visuales de una manera radical: consiguió que uno de ellos explotara mientras lo arrancaba y que el otro se extraído por completo, incluyendo el nervio óptico.

PUEDES VER Serena de Surco evita que una joven se lance de un puente por una decepción amorosa [VIDEO]

La noticia impactó a varios usuarios en Facebook, quienes expresaron su sorpresa y perturbación ante el inédito hecho.

Las personas que presenciaron la terrible escena dieron aviso a los bomberos, quienes lo condujeron al Hospital Regional, donde el director del nosocomio, Federico Schrodel, logró platicar con los compañeros universitarios de Hugo, quienes le comunicaron que la relación con su pareja sentimental había terminado días atrás.

Tras la ruptura, comenzaron a ver cómo su estado de ánimo decaía, hasta que en la madrugada del 8 de mayo les dijo que buscaría la paz espiritual en la catedral de San Blas, cerca al lugar donde terminó arrancándose los ojos.

PUEDES VER Padre apuñaló a su esposa, drogó a sus hijos y luego se suicidó junto a ellos

“Él no consumía alcohol, era una persona creyente y muy religiosa y muy alegre. Pero lo notaron triste y cabizbajo. Les dijo que no podía dormir y abandonó el departamento", indicó Schrodel.

Asimismo, sus compañeros también le indicaron al Schrodel que Hugo había perdido a uno de sus padres años atrás, por lo que estuvo medicado varios años para sobrellevar el impacto emocional, pero terminó por abandonar los fármacos. “No sabemos si fue depresión o qué tipo de enfermedad mental”, agregó el médico.

Actualmente, Ugo permanece hospitalizado y bajo observación en el Hospital Regional de Ciudad del Este.

Video recomendado