Madre llevó a su hijo a la tienda que este asaltó y le dio una lección

Jose Senepo
10 May. 2019 | 08:51h

Encontró a su hijo adolescente con una gran suma de dinero producto de un asalto y decidió tomar acciones. Esto ocurrió en Argentina.

En Argentina, una madre de familia obligó a su hijo adolescente a devolver el dinero que robó de una tienda ubicada en el barrio 8 de Abril, de la localidad de Mendoza, y lo entregó a la policía. El caso se volvió popular en Facebook.

El asalto ocurrió el último miércoles por la noche. El joven y otros dos cómplices menores de edad llegaron armados hasta una 'tómbola' y se llevaron 4500 pesos.

PUEDES VER Adolescente habría quemado y asesinado a su padrastro por abusar de ella

Pensaron que habían cometido el crimen perfecto, pero uno de ellos fue descubierto por su progenitora con 700 pesos y no supo justificar de dónde había sacado esa cantidad de dinero. En Facebook elogiaron esa acción de la mujer.

Según recoge El Nuevo Diario de Santiago del Estero en Argentina, la madre arrinconó al adolescente de 15 años que había cometido el asalto y le obligó a decirle de dónde sacó esa plata, pero este no tenía qué responderle y prefirió salir de su casa.

Su madre no lo permitió y recibió algunos golpes de la mujer que le dio la vida, según informa el medio de comunicación en Facebook. Además, lo llevó 'de las orejas' hasta la tienda que había asaltado junto a sus cómplices para que devolviera el dinero y se disculpara con el dueño.

PUEDES VER Mujer permitió que violaran a su propia hija hasta embarazarla: quería extender su familia

En la tienda se conocieron detalles del asalto. Según relató el empleado identificado como Luciano Ledesma, de 21 años, estaba atendiendo a los clientes cuando ingresaron tres delincuentes a robar en el local. Este afirma que lo amenazaron con cuchillos y armas de fuego. 

Tras robarle los 4500 pesos huyeron del lugar ubicado en el barrio 8 de Abril, de la localidad de Mendoza, en Argentina

La madre obligó a su hijo que se disculpara con el encargado de la tienda y luego lo llevó hasta la estación de la Policía de Argentina. Allí la fiscal de turno le hizo firmar un acta en el que se comprometía a cuidar a su hijo y garantizar que este no vuelva a cometer un ilícito de este tipo.